Categoría:

El bulto gigante de mi vecino taxista

mamá pasaba por situación difícil del divorcio y me encargaba con su vecino de 48 años que era taxista pues me llevaba a dar los servicios o a su trabajo. Cómo nos llevamos bien en su ratos libres jugábamos a todo tipo fútbol, canicas, se pasaba muy rápido el tiempo con el y si salía una viaje íbamos y regresábamos a la base de taxis a esperar otro.

Publicado en:
Categoría:

Cine porno en CDMX

Alquien se acercaba a otro y comenzaba a tocar la pierna y si el otro se dejaba continuaba con desabrochar el pantalón, roce de pezones e incluso algunos se sumergían en besos interminables en los que sacaban sus vergas babeantes y se manoseaban mutuamente.

Publicado en: