Salí a tomar con un amigo gay, el cual me puso pedo para luego comerme el culo y cogerme de lo lindo.

Hola mi nombre será Mario para cuidar mi identidad, quiero contar mi historia donde comenzó mi gusto una atracción por hombres (actualmente estoy casado con una mujer).

Yo tenía unos 20 años y un sábado cualquiera me fui a tomar con un amigo que yo sabía que era gay. Él tenía unos 24 años tal vez, me invitó y yo accedí porque siempre me ha gustado tomar y estar en fiestas. No pensé que fuera a pasar algo diferente esa noche.

El asunto es que iba con él y yo sabía que él quería algo más conmigo, pero nunca le permití nada.. sin embargo, esa noche me pasé de tragos, estuve tomando toda la noche por lo que me sentía muy borracho y caliente. Él lo iba a aprovechar.

Fue entonces cuando él decidió que era momento de irnos, pero como yo no coordinaba ni encontraba mis llaves ni estaba en condiciones de tomar un taxi, Javier (su nombre) decidió que lo mejor sería irnos a su casa. Allá nos fuimos.

Cuando llegamos le dije que me quería recostar un poco y me llevó a un cuarto de la casa donde yo me quedaría.

Ahí me recosté y a los minutos empecé a sentir como acariciaba su mano sobre mi pene .. yo empecé a decirle que se quitara pero solo lo decía y no hacía nada para quitarlo, cosa que él aprovechó.

Finalmente me bajó el pantalón y yo, entre lo borracho y lo caliente que andaba, accedí a que me mamara mi verga que ya estaba gruesa por tanto juego previo.

A como pude le baje su pantalón igual y quise metérsela pero algo dentro de mi no me dejó, así que me volví a acostar boca abajo, lo que él aprovechó y empezó a mamarme el ano.

¡Uf! nunca sentí algo tan rico, después empezó a meterme su verga no era tan grande por eso yo creo que disfruté. No recuerdo mucho, más que el sonido de cómo chocaban sus huevos en mis nalgas, pues me estaba cogiendo de lo lindo. Solo me cogió en una posición, porque yo seguía tomado, aunque con la verga bien parada.

Cuando él terminó, me dio la vuelta y comenzó a masturbarme, y como yo estaba super caliente, no tardé mucho en venirme, justo en su boca, pues se comió todo mi semen y luego intentó besarme, cosa a la que me negué, por lo que él enojado me escupió todo mi semen.

No pude reaccionar. Recién venidos, borracho y cansado, terminé por dormirme de inmediato, así, con todos mis mecos en la cara. Pasó un rato, se secó mi semen y entonces desperté. Eran como las seis de la mañana.

Le dije que me llevara a mi casa. Desde entonces lo he seguido viendo, a lo lejos, pero ya nunca más he vuelto a salir con él o dirigirle la palabra.

La verdad siento que se aprovechó de mi estado.. claro que aún fantaseo con estar con hombres y lo he estado pero todo en modo discreto.

TÚ TAMBIÉN PUEDES PUBLICAR TU RELATO

Escríbenos a redaccion@relaroticos.com  o da clic aquí y llena nuestro formulario. Puede ser anónimo o con tus propios datos para que más personas te contacten.


¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)