Hola me llamo Andrés. Este relato es real y me pasó hace 1 año.
Bueno primero les diré que soy un chamo gordito, morenito, no muy alto, en fin no soy guapo-

Un día que no trabajé me dieron ganas de tener sexo, pero la verdad es que me cuesta trabajo encontrar a alguien con quién cumplir mis deseos, así que lo que se me ocurrió fue ir a plaza mayor y entrar a los baños para ver a los chamos orinar jeje, pero al entrar no había ni una sola persona, esperé un rato y cuando vi que nadie llegaba decidí irme, justo me lavaba las manos cuando a través del espejo veo que entra un chavo, muy guapo la verdad de unos 20 años aprox. yo en ese entonces tenía 23.

Él se dirigió a orinar y yo fui a asomarme con el pretexto de agarrar papel higiénico. Cuando entré él estaba parado guardando en su mochila una revista que traía en mano, yo lo miré fijamente y cómo que se sacó de onda, me miró de una forma agresiva, cómo molesto, por lo que pensé que no iba a lograr ver su pene, en eso entró un señor pero él se dirigió a las tazas de baño y cerró la puerta, el chico entonces se dispuso a orinar pero se replegó tanto cómo si no quisiera que lo viera pero yo permanecí observando esperando ver al menos cuando se la sacudiera.

Cuál fue mi sorpresa, que se voltea y traía la verga fuera del pantalón y bien parada. Se acerca a mí y me dice “mámamelo“ yo aún con mi asombro ante esa verga de unos 18 cm no reaccioné, él al no tener respuesta me dice “qué, no quieres“fue entonces que la tomé con mis manos, la masturbe un rato y después la empecé a chupar.

Así estuve unos minutos hasta que le dije “cógeme“, él me dijo sí, me puse de pie, le puse el condón y me volteo, el se ensalivó la mano y me la puso en mi culito, entonces me la dejó ir completica de una sola vez yo pegue un gritito no muy alto, uff me dolió pero a la vez me encantó.

No pasaron ni dos minutos cuando entraron 2 personas al baño por lo que nos tuvimos que separar, él se metió a un cubículo y yo a otro sin antes decirme “en cuanto se vayan le seguimos“.

LO MÁS RECIENTE

Al ver que no se iban más que el señor que entró antes, él salió y pensé que se iría, entonces decidí salirme y lo vi que estaba en los lavabos, me acerqué y me dijo “regrésate y ahorita le seguimos“ entonces yo le propuse ir al cine que está en la misma plaza.

Él me dijo que no traía dinero pero cómo yo quería seguir sintiendo su vergota no dudé en decir “yo pago“ él aceptó y subimos, pero aún no abrían así que nos metimos a los baños del mismo cine que están a un lado, pagué las entradas entramos, ahí ya habían otros chicos que en cuanto lo vieron empezaron como “lobos“ a querer comérselo, pero la verdad él quizá porque iba conmigo o cómo yo le pagué la entrada ni los “peló“.

Total que elegimos un cubículo y nos metimos, los demás trataban de abrir un poco la puerta para ver, pero no pudieron, entonces nosotros retomamos lo nuestro él se bajo el pantalón y el bóxer y yo empecé a mamar de nuevo.

Después le puse el condón para que me cogiera pero como estaba oscuro lo puse al revés y lo eché a perder siendo el último que traía entonces tenía miedo de ir a comprar otro y que los demás aprovecharan para seducirlo y quitármelo, pero tuve que correr el riesgo y al regresar la verdad me dio gusto ver que me esperaba ansioso y con la puerta de la cabina cerrada para que los demás no entraran, total que esta vez sí le puse bien el condón pero como era de sabor decidí chuparlo un rato y ya después me paré, me volteó y otra vez me pone saliva, me la metió hasta el fondo.

Esta vez me dolió más pero sabía que también lo disfrutaría así que me aguanté y sólo comencé a moverme, me cogió muy rico y cuando terminó pude sentir como explotaba en mi interior, después sacó su verga de mí y vi el condón con abundante semen.

Se lo quité y le limpié su pene con mi boca, total que cruzamos unas palabras y nos fuimos, nunca más lo he vuelto a ver, cuando se lo conté a mis amigos me dijeron que soy bien pendejo… por no pedirle su número telefónico y la verdad es que creo que sí me vi muy tonto.

Pero me quedó la satisfacción de tenerlo dentro de mí, la verdad es la mejor cogida que me han dado y si se cruzara nuevamente en mi camino no dudaría en repetir la historia de aquella mañana.

TÚ TAMBIÉN PUEDES PUBLICAR TU RELATO

Escríbenos a redaccion@relaroticos.com  o da clic aquí y llena nuestro formulario. Puede ser anónimo o con tus propios datos para que más personas te contacten.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)