Un relato exclusivo de Relaróticos.com

Hola, yo soy Diego y esto me pasó cuando tenía alrededor de 16 años o un poco antes. Siempre vi atracción hacia los hombres así que siempre supe de mi orientación.

Mis padres son separados por lo cual mamá tenía una pareja y ambos trabajaban; en varias ocasiones cuando a mamá solo le tocaba trabajar, obviamente su pareja se quedaba en casa y me llevaba a la escuela y así todo normal.

Para mi buena suerte un día mamá trabajo y él descansó al igual que yo, que tuve puente en la escuela y me quedé en casa. A la pareja de mamá le llamaremos Juan y él estaba en casa viendo películas. Yo me aburrí de estar afuera con los demás amigos de la cuadra y entré a la casa normal, subí a la habitación de mis papás para preguntarle a Juan si ya comíamos.

Cuando entré no hice ruido y me di cuenta que se escuchaban gemidos; era Juan que estaba viendo porno y se tocaba la verga mientras tenía los ojos cerrados con la mano dentro de si short.

Yo me quedé quieto y me puse muy duro. Salí de la habitación y desde el pasillo grité «Juan donde estás» y me metí rápido a su cuarto aventándome a la cama como era de costumbre.

Él solo apagó la tele y me dice «aquí acostado» pero yo notaba su bulto erecto y buscaba la forma de querer ver más así que empecé a jugar con el control y no se por qué con sus vellos de las piernas le tocaba mientras le decía «estás muy peludo, ¿no te da calor?

El – no, no me da calor, pero si tengo a bastantes pelos desde la cintura hasta los pies casi casi
Yo- jajaja ya para qué usas pantalón si pareces peluche
El- jajaja pues sí y por qué me los tocas no me los jales
Yo- se siente bonito es relajante

LO MÁS RECIENTE

Yo le tocaba los pelos y él prendió la tele en un canal normal mientras que seguía en lo mío.

Entonces le dije «oye, Juan… tus pelos van de cortos a más largos; en tus piernas están más largos» y fue cuando él se subió la manga del short y dice «ah, si es cierto… no me había dado cuenta».

Yo me quedé tocando los más largos y seguí subiendo; era un short muy holgado así que subí su short hasta su cintura para ver hasta donde llegaban y en ese movimiento noté como su pene saltó de debajo del short pues lo traía acomodado de ese lado y duro.

Salió su cabeza ya un poco mojada y yo me le quedé viendo y veo a Juan y él se quedó sorprendido no dijo nada, solo vio la tele dejando su cabeza ahí expuesta.

Entonces lo vi como un permiso, así que se lo toqué empecé hacerle una paja suave y pude ver que cerró los ojos y solo hizo un ligero gemido. Se veía que le gustaba así que sin avisar me lo llevé a la boca y empecé a mamárselo.

A él le gustaba pues empujaba mi cabeza a que entrara más a mi boca, de hecho casi entraba todo ya que no estaba muy dotado, pero yo igual lo disfrutaba.

Yo seguí al ritmo que él pedía entre gemidos, cuando de pronto sale de mi boca, pone su mano y se vino en su mano; agarró papel y se fue.

Yo me hice una paja y no tardé, me vine en chinga, me limpié y seguimos normal.

Días después yo buscaba lo mismo pero tenía escuela y él trabajo. Afortunadamente luego de un tiempo tuvimos nuevamente la oportunidad de estar solos; esa vez él salió de su cuarto en short a la sala a ver tele, yo me acosté en un sillón y veo que él se tocaba discretamente hasta que me dice mira ya sé me paró este wey y ya lo traía de fuera por un lado de su pierna, duro y con babita.

A mi me brillaron los ojos le levanté y me inquieto frente a él y me puse a mamársela nuevamente; él gemía y se estremecía y a mi me encantaba verlo así.

Luego se acostó en el sofá más grande yo seguí mamando y él acostado y me dice «sácate el tuyo» así que me bajé la ropa y me empezó a masturbar mientras yo le hacía oral.

Era tan rico que le dije «ya que me vengo» y me dijo «yo igual» y me la empecé a jalar así hincado él se levantó, se masturbó enfrente de mi y nos venimos al mismo tiempo.

Su leche botó en mi verga y parte del pecho yo estaba lleno de leche me metí a bañar y seguimos el día normal así pasaron muchas veces hasta que se separó mi mamá de él por problemas, pero yo lo disfruté mucho y fueron muchos encuentros con él.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)