Desde como hace 5 meses había conocido a un chico por la Internet, él se llamaba Juan y vivía otra ciudad cerca de donde vivía yo. Él decía que tenia 16 años, y el me proponía que fuera a su ciudad para follar un rato, yo siempre quería ir pues era un joven muy atractivo el que se vía en la cámara, pero no podía ir porque tenia mucho trabajo.

Hasta que un día me decidí ir, lo llame y le pregunte que como hacíamos, me dijo que un plan que me llamo mucho la atención. El plan era que yo me fuera desde por la mañana a su ciudad y me quedara en un Hotel como cualquier persona, y que esperara que el hiba en la Tarde mas exactamente a las 3:00 p.m. porque él estudiaba en la mañana.

Estaba en mi cama acostado, había preparado el la habitación, estaba ansioso y nervioso eran las 2:55 p.m. estaba a 5 minutos de la esperada cita. Sonó el teléfono de la habitación y era la recepcionista para decirme que había un joven llamado Carlos preguntando por mí, pues sabía quien era así que autorice para que pasara.

Cuando colgué el teléfono me puse más nervioso todavía así que me acosté. Tocaron la puerta y “Guauuuu” que joven tan atractivo, tenía unos jeans apretados, un camisa ajustada a su cuerpo un poco abierta que dejaba ver su pecho, y además tenia unas gafas muy elegantes las cuales lo hacia ver como un modelo. Cerró la puerta y se acerco a mí, me dio la mano y me dijo Hola.

Él se notaba muy tranquilo, se sentó en la cama y me dijo “A lo que vinimos” Me dio un beso en la boca tenía un aliento espectacular, su boca era rojita y unos labios gruesos, comenzó tocando mi verga.

Me dijo: “Despreocúpate que vas a disfrutar” le hice caso. El se quito su camisa que cuerpo tan espectacular a pesar de su corta edad tenia unos abdominales marcado y su cuerpo era bronceado, luego se quito sus jeans tenia unos bóxer negros y se le notaba un buen bulto.

Cuando ya se quito toda su ropa me dio otro beso pero mas corto, me quito la ropa y solo me dejo en Bóxer. Él comenzó a tocar otra vez mi verga y luego la mordía con encima del bóxer ¡QUE PLACER! Sacó la verga de mis pantaloncillos y se le metió en la boca, uyy que profesionalismo para mamar tenia él, chupaba lentamente y se la metió toda en la boca luego con su lengua sobaba mi glande ustedes se imaginaran que sentía yo.

Después de un rato me dijo: “Hágame lo que quiera”, yo le hice caso pues quien hiba a desaprovechar ese manjar, le cogi su culo y le dijo: Quiero penetrarte.

Paro su culo, ¡era increíble! Además de estar rasurado en sus piernas también estaba rasurado en su culo no tenia ni un vello era como culo de bebe y eso me excitaba más, metí mi verga por ese angelical culo él de una grito, le estuve haciendo el mete y saca como 20 minutos. Luego le dije que quería echar mi semen en su cara, sin ninguna restricción cogió mi verga y se la volvió a meter a la boca, como 5 minutos después lance todo mi semen en su hermosa carita.

Mientras que nos quedamos acostados en la cama él me dijo que no era gay si no que era un puto, eso me sorprendió pues porque no me cobro a mí y me dijo que yo le había parecido muy especial entonces me lo dio gratis.

También me contó que el trabaja en una agencia de prostitutos que ellos solo atendían a ejecutivos, personajes políticos, empresarios, personalidades, en fin gente importante y que cobraba por hora alrededor de unos 800.000 pesos (Colombianos) por hora ¡INCREIBLE!

Me había acostado con un joven caro, el me dio la tarjeta de aquella agencia, él se fue y luego me fui yo. Como a los 5 días llame a su celular y no me contestaba, trataba de llamarlo todos los días pero no me contestaba así que decidí viajar otra vez a aquella ciudad y fui a aquella agencia y allá me dijeron que él se había ido a otro país a vivir.

Ya han pasado 5 años después del acontecimiento y no tengo ningún rastro de él, estoy muy triste porque no lo volví a ver, pero me quedara el recuerdo de que tuve un puto que me hizo gozar mucho.

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)