Mi relato comienza cuando tuve que desocupar mi antiguo apartamento, tenía mucho enojo pero debía hacerlo, encontré uno nuevo al otro lado de la ciudad algo aburrido por esta situación pero sin saber lo que me esperaría.

Me mudé en épocas de otoño-invierno, y un día llegaba de la Universidad y me topé a un hombre muy sexy, alto, cabello castaño y muy buen cuerpo se notaba que pasaba su tiempo en el gym. Me quede un poco paralizado y en mi cabeza dije “Wow a qué sabrá todo esto” el solo dijo buenas tardes pase usted por favor era un vecino. Dije changos nadie me dijo que iba a tener vecinos tan guapos.

Esperamos juntos el elevador y mientras llegaba conversamos un rato le dije que era extranjero lo noto por mi acento y de la nada me dice que bueno. Me lo seguí topando un par de veces y por mi mente solo pasaba como seria desnudo o que se sentiría estar con un hombre como el.

En uno de nuestros encuentros en la puerta del edificio y nuestras pláticas en el elevador le dije cual era mi apartamento, sin saberlo un día tocó a mi puerta y me dijo que iba a hacer una cena que iban a venir unos amigos de brasileños y que le gustaría que estuviera, y acepté no iba a dejar pasar esta oportunidad de conocerle más.

La noche estuvo muy bien al final todos empezaron a irse yo también por su puesto y el me dijo “te vas ? Pero tú vives en el edificio, anda bebe un poco mas de vino” a lo que no me opuse. Cuando se fueron sus últimos invitados me dijo listo solo tu y yo.

Me agarro la cara con sus manos grandes y me besó, me arrinconó con la pared y me dijo tenía ganas de esto, yo me deje llevar por el momento, luego me desnudó y dijo por fin podré degustar mi plato fuerte, me tiro en su sofá y me besaba por todo el cuerpo, sabía cómo hacer excitar, chupaba muy bien mis tetillas, cosa que adoro.

Me decia quieres que te haga mío y yo le dije que si, y el me dijo lo serás no te preocupes, su cuerpo era Perfecto muy tonificado no era muy musculoso pero si tenía un cuerpo muy bien trabajado y eso me volvía loco.

Tenía una bestia de unos 21cm estaba muy bien equipado el vecino dilataba mi ano con sus dedos era todo un experto, pero cuando estaba para penetrarme todo lo que tenía no entraba, era muy gruesa y el dijo “usas poppers ?”

Yo dije nunca lo he usado y me dijo te ayudará, de aquí no sales hasta que te haga mío y justamente eso pasó, después de usarlo su polla entró muy fácil y pude sentir sus 21cm dentro de mi, me daba mucho placer no podía dejar de gemir en esos momentos tocan a la puerta, uno de sus amigos había olvidado su móvil en su casa.

El se colocó una bata tomó el teléfono y cerró la puerta y si compasión me penetro de nuevo todo su gran trozo tuve una sensación de dolor y placer, después de eso sentía como si polla se hacía más grande dentro mi culo, hasta que se vino de 3 empujones pude sentir como me llenaba con su leche dijo que hace algunos meses no lo hacía por la carga la laboral que estaba teniendo y que se descargó todo conmigo, luego de eso lo repetimos varias veces.

Hoy en día guardamos contacto nos cruzamos en la puerta pero no ha pasado más nada y este es mi relato con el vecino.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)