🔥 Un relato exclusivo de Relaróticos 🔥

Hola q tal soy un chico del estado de México actualmente tengo 28 años , siempre he Sido alguien de complexión robusta y de rol pasivo desde que inicie mi vida sexual. Esto me sucedió cuando tenía 21 años

En ese entonces está conociendo algunos lugares de encuentro y tenía muchas ganas de entrar a unas cabinas, sentir esa adrenalina, la exitacion de estar ahí y, por qué no, salir bien cogido. Pues me dispuse a ir a unas de las cuales había escuchado que se ponían muy buenas están en la cdmx.

Para esto me dispuse a ir no sin antes hacer las cosas de rutinas un buen baño y una ducha anal para no tener ningún inconveniente. Una vez listo me fui en camino. Al llegar al lugar pague mi entrada y me pidieron mi identificación lo cual presente y todo para posterior entrar a algo que era nuevo para mí.

Tenía una sensación de adrenalina y a la vez nervios pero tenía muchas ganas de comerme un rico trozo de carne. Procedí a ir a recorrer el lugar. Había cabinas con las puertas cerradas, otras dónde estaban desocupadas y un cuarto oscuro.

Yo me dispuse a pasar a una de las que estaban vacías y cerré la puerta. Me senté en la silla y me puse a ver la película que estaba en la pantalla. No pasaron más de 5 minutos cuando por el orificio de la pared, que en ese entonces no sabía cómo se llamaba, apareció una verga de buen tamaño con un aroma muy exitante y una cabecita rosadita.

La Vdd es que desde que la Vi se me hizo agua a la boca y no me pude contener. Empecé a chupar algo que siempre me ha encantado. Pasaba mi lengua por la punta y recorría el tronco hasta donde llegaba y así por un rato para después empezar a introducir completa en la boca y empezar a hacer garganta profunda.

Estuve así por un rato disfrutando y complaciendo hasta que la persona de la otra cabina saco su verga y al asomarme me hizo señal de que fuera con el para continuar lo que ya había empezado. No lo pensé ni dos veces y me pase a dónde estaba. Quería conocer al dueño de ese pedazo de carne tan rico.

Una vez que entre y cerré la puerta me empezó a besar cosa que me prende mucho y me pone al 100. Después de eso me fue quitando la playera y empezó a tocar mis pezones para después proceder a chuparlos. Lo hacía tan rico que más ganas me daban de complacerlo.

Así duramos como 5 minutos hasta que no aguante y me baje a continuar con el trabajo previo ya con más comodidad. Tome su verga y la empecé a chupar y a besar mientras con las manos acariciaba sus testículos y al mismo tiempo volteaba hacía arriba para ver su cara de placer y eso a él le exitaba más.

Me decía que no parara y yo veía que el disfrutaba mucho y eso más me prendía a tal punto que me levanto y me dijo que me volteara. Él procedió a bajarme el pantalón y me puso de rosidas en la silla con el culo al aire para proceder a hacerme un delicioso beso negro.

La Verdad fue la primera vez que me lo hacían y sentí que estaba en la gloria. El sentir su lengua pasar y al mismo tiempo me daba pequeñas mordidas en partes que de verdad son muy sensibles. Wow. Me hacía ver las estrellas a tal punto que ya quería que me ensartara y sentir a dentro ese pedazo de carne.

Una vez que el considero que ya era hora saco de su bolsa un condón y procedió a ponérselo. Aún recuerdo que era de los de sabor (sabor a chocolate) y me pidió que se la chupara con el condón para que estuviera un poco lubricado. Yo procedí a hacerlo si de por si ya era deliciosa por si sola con el sabor del chocolate más. 

Después de eso procedió a meterla punta. La verdad al principio costo un poco y sentí dolor pero no quería que parara. Era más la exitacion que el dolor. Procedió poco a poco a meterla y esperaba poco para que yo me fuera acostumbrando.

Una vez dentro me chupó las orejas y sentía tan rico el hecho de sentir la humedad de su lengua y su respiración hacían que la piel se me erizará y eso más me prendía. Después de ese rato empezó con el mete y saca de despacio a duro.

Al mismo tiempo que me pellizcaba los pezones oía el sonido tan rico de sus huevos al chocar que en Verdad queria más y más. Me deje llevar por todo el placer y me gustaba oír como me decía «que rico te la comes, te gusta?, Eres mi puta , quieres que te preñe».

Ya saben esas cosas sucias que te dicen los hombres cuando te están cogiendo y te excitan más. Yo solo le respondía «si papi hazme tuya».

Fueron Mas o menos 15 minutos de ese placer tan rico hasta que me empezó a masturbar lo que provocó que con la excitacion que tenía me corriera y eso provocó que el también lo hiciera dentro del condón.

Fue tan rico oír sus gemidos cuando se corrió y se quedó dentro hasta que por si solo salió. Una vez ya listos nos vestimos y procedimos a presentarnos. Me pasó su número y yo le pase el mío. Nos dimos un último beso y salimos.

Ya más adelante pasaron más cosas pero esas ya son para otro relato. Espero les agrade.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)