Un relato exclusivo de Relaróticos.com

Cuando era niño solía decirle papá a mi tío por que siempre tuve un padre ausente, y por lo mismo mi tío siempre vivió conmigo, mi mamá y mi abuela.

Mi tío era un Moreno guapo, musculoso, tatuado y peludo, pero pues entonces tenía solo 5 años como iba a ver su delicia de verga, solo lo veía con sus grandes calzoncillos donde salía a remarcar, entre eso pasaron años de convivencia hasta mis 12 años, cuando empecé a sentir atracción por él y a escondidas olía sus calzoncillos sucios mientras los babeaba pero eso era todo.

Cuando fue pasando el tiempo, específicamente al cumplir 13 años, descubrí más mi cuerpo tocando mi culo y abriendo mi ano para introducir cosas como lápices o mis dedos, hasta que me quedaba doliendo mucho y aveces no lograba levantarme.

Para ese tiempo yo dormía con mi tío quien siempre me abrazaba y se movía sobre mi cuando dormía, así que un día decidí abrazarlo también y para ese momento ya sabía de qué tamaño era su verga no erecta, más de 15 centímetros.

Conforme pasó el tiempo, recuerdo que un día le dije que tenía un hilo en el calzoncillo y se lo jale haciendo que parte del calzoncillo se rompiera y empecé a tocar su polla no erecta mientras me miraba asustado y sin su permiso me la lleve a la boca entera, ya que flácida si me entraba y el problema era que cuando se puso erecta me dolió mucho pero lo intentaba y comía cada parte de su verga mientras él solo miraba sorprendido.

Decidí entonces tirarme encima de él rozándole mi culo virgen y cerradito para él mientras que su verga se sentía cada vez más dura y grande hasta que me agarró de forma violenta y me golpeó, les reitero que era un hombre muy grande y fuerte por lo que un golpe dolería y fue como sin importarle me aplastó sobre la cama metiéndome su verga de golpe soltando un grito por el cual me golpearia mientras me decía

— Eres una maldita perra!
— Seré tuya papi, pero dejame de golpear por favor — le supliqué.

LO MÁS RECIENTE

Eso ya no era divertido, solo era violencia y aun así me golpeaba y manoseaba por todo el cuerpo hasta el punto de tirarme al suelo y meterme su verga por cualquier lado que tenga un agujero.

Después de eso me llevo al baño arrastrando mientras me penetraba y al llegar me metió a la ducha mojandome y golpeándome contra la pared mientras me ahorca y me metía sus dedos en mi boca y la fuerza.

Era tan salvaje que ya no podía y rompí en llanto para que me dejara de golpear y me dejó tirando, golpeado y adolorido, me hizo dormir en el suelo diciéndome que durmiera en él como la perra que soy mientras él dormía tranquilamente.

Lo peor es que yo lo necesitaba a él aunque sufría mucho cuando me cojia. Esa misma primer sesión empecé a chuparlo por todas parte hasta que me dijo que m detuviera.

Le pedí que fuera amable y le pedí que me diera su lechita tibia ya que en la tarde solo sufrí sin su caliente lechesita, me dijo que me ponga en 4 y empezó a másturbarse sobre mi espalda mientras me metía los dedos por mi Culito cerradito que solo el abrió, después de eso me trataba bien diciéndome que no fue amable por que solo pensó en el, con 13 años aún tengo sexo con mi tío de 48 el cual me abraza, me baña y me hace sentarme sobre sus piernas para darme cariñitos y lechesita, mientras perfora mi pequeño Culo.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)