Conocí a Pedro cuando me incorporé a la Universidad Nacional para estudiar bachillerato en el año 1962; él era compañero de habitación junto con otros dos tipos.

Pedro dormía en la litera mía en la parte de arriba, era un tipo muy cachondo y atractivo y como todos los que estábamos ahí, de pueblo al interior de la República. Pueden imaginar cómo era aquella habitación con 4 tipos con las hormonas alteradas y la testosterona a tope; por las noches se oían como abundaban las pajas además circulaban con dificultad alguna revista de mujeres con buenas tetas y culos y cogidas por buenos rabos.

Pedro fue el que nos motivó un día a jalárnoslas en conjunto y descubrir quién sacaba más leche; con el tiempo pasamos (a sugerencia de él) a hacer jaladas cruzadas; así le llamaba él a pajearnos unos a otros.

Siguió pasando el tiempo y aquello degeneró en mamadas «si yo te la chupo, tú me la chupas» de tal suerte que al final del año siguiente acabamos cogiendo entre nosotros, pero sin mariconadas pues todos en el pueblo teníamos novia aunque yo en realidad, cuando marchaba al pueblo, me esperaba la buena polla de mi querido Ángel que nos poníamos ciegos de mamárnosla ambos y de coger.

El bachillerato termino y el día que terminaron las pruebas de acceso a la Universidad celebrabamos la ultima cena del curso y después se compraron refrescos y alcohol para celebrar. Había muchos soñando con tirarse a alguna vieja (que cantidad de pajas hubo esa noche…), tras tomarme un par de vasos decidí irme a dormir pues aquello no iba conmigo.

Pedro me acompaño y en la habitación nos sentamos en mi litera a hablar; me dijo, mientras me echaba mano a la polla, que a él lo que le volvía loco era comer vergas y que le dieran por el culo pero en la habitación tenia que mantener la postura. Terminada su confesión me sacó la verga y comenzó a chupármela, pero ante el temor que viniesen los compañeros con otros le dije «vámonos a las duchas y ahí de lleno de leche el culo».

Cogimos una toalla cada uno y fuimos a las duchas donde ya había otros chavos cogiendo. Ya ahí nos fuimos a un extremo y tras desnudarnos comenzamos a besarnos y chuparnos la verga por turnos. Luego del cachondeo inicial le clavé la verga en su culo que por cierto ya le entraba de maravilla.

En esta situación se acerco un tipo totalmente erecto; lo conocíamos de vista, como a todos; era un tipo rellenito y con un hermoso culo. Ahí nos preguntó si podía unirse y tras nuestro «si» empezó a acariciarme y besarnos mientras me cogía a Pedro y con sus dedos húmedos me hurgaba en el agujero de mi culo.

Entonces le dije «métele la polla en la verga» así que Pedro estaba más que encantado teniendo dos vergas para él. Ahí empecé a darle duro y no tardé en descargar mi leche dentro de su culo, saqué mi polla y le dije al nuevo que se lo cogiera él y no lo dudó y enseguida le clavó la verga a Pedro, mientras yo me agaché a comerle la polla mientras lo cogía duro. Ambos se corrieron rápidamente y Pedro recibió una segunda carga de leche dentro de al tiempo que me llenaba la boca con su leche.

Ya en la ducha, los tres juntos, le dije al nuevo «tienes un culo muy apetecible y un día quiero cogerlo» a lo que me respondió que sí. Tras secarnos nos sentamos en el banco de la ropa en pelotas y hablamos, el nuevo dijo llamarse Jorge y era del norte. En las duchas había movimiento, creo que pocos lograron coger a una vieja así que buscaban muy calientes una paja o mamada entre los mismos compañeros.

Pasado un rato empezamos a comerle la polla los dos a Jorge; luego, mientras Pedro seguía lo puse a cuatro patas en el banco y comencé a comerle el culo llenándolo de saliva, alternando con un dedo y luego dos, cuando estaba bien caliente y lubricado apunte mi verga a ese culo tan apetecible y poco a poco fui metiendo la punta y con ligeros movimientos pronto estaba dentro.

Era una maravilla coger aquel culo tan delicioso, miraba como Jorge se tragaba mi polla, mientras Pedro le mamaba la suya, aquello duro poco no tarde en correrme dentro de su culo, despues Jorge volvio a preñar de nuevo a Pedro. Este dijo que no quería venirse y que se acercaba a donde había fiesta para comerse más pollas pues lo necesitaba.

Jorge y yo nos duchamos intercambiando caricias y morreos y nos sentamos en el banco hablando un rato Jorge me dijo que le gustaria verme en un futuro en mi casa nos fuimos hacia mi habitacion y le di la direccion de mi buhardilla, el me dio el telefomo de su casa y nos fuimos a dormir.

A la mañana siguiente había caras de resaca y tras desayunar me despedí de Jorge diciéndole que su culo me encantaba y que cogiéramos mas veces.

LO MÁS RECIENTE

A primeros de Julio me pusieron el telefono, y apesar de que cogía todos los días a veces más de dos polvos diarios ya que ademas de los ligues estaba Luis que prácticamente cada dia y Ramiro mi amigo del pueblo con el que empece mis andanzas mariconiles, y desde que tenia la buhardilla cada 15 dias venia del pueblo a pasar dos o tres dias conmigo, como hacia buen tiempo en casa andabamos en pelotas y Ramiro era un peligro pues siempre estaba con la polla dura y con ganas de coger, pero yo no olvidaba aquel culo tan delicioso de Jorge que me tome en las duchas la ultima noche en la Universidad.

Llame a Jorge a la hora que me habia dicho se alegro y me dijo que quería verme y su era posible pasar la noche pero los dos solos quedamos y fui a buscarle a la estacion, no me corte de darle un abrazo y dos besos en las mejillas, camiino de casa le comente que podia venir cuando quisiera pero no quería enamoramientos solo coger y pasarlo bien estuvo de acuerdo.

Cuando llegamos a casa una vez en pelotas prepare unos refrescos y tras el enema y la ducha nos fuimos a la cama, Jorge estaba muy excitado con el rabo duro se movía como un pulpo acariciándome y besándome me dijo vamos hacer un 69, baje mi cabeza a sus pies y cogi de medio lado su polla con mi boca mientras él hacía lo mismo con mi polla que me la comía con mucha furia.

Yo ensalive uno de mis dedos y empecé mientras le mamaba a jugar con la entrada de su culo tras un rato de mamadas logre meterle suavemente un dedo luego fueron dos, el se retorcia de placer girándose y poniéndose encima con lo que me follaba mi boca con los dos dedos dentro mientras mamaba mi polla aquello duro poco pues enseguida me lleno de leche hasta dentro de mi garganta. Como no me había corrido intento menearmela pero le dije que tranquilo quedaba mucha tarde y noche por delante.

Me comentó que se estaba matando a pajas ya que cada dia le gustaban mas los tios y en el pueblo cada vez lo tenía mas dificil, con lo que venía a la ciudad a pasar el dia e intentar ligar para el era un sueño estar en una cama con un tio casi 24 horas, poco a poco nuestras pollas volvieron a estar duras y me baje a mamarsela mientras con mis dedos ensalivados jugaba con el agujero de su culo.

Cuando estaba más excitado le dije «quiero comerme ese delicioso culo que tienes», lo puse a cuatro patas y comencé a darle lentamente observando como mi polla se perdía dentro de su agujero, era una maravilla disfrutar de aquel culo tan sabroso pero Jorge me dijo «cariño me das mucho gusto pero dame un poco más fuerte» – saqué mi rabo y le di la vuelta con las patas levantadas le clavé la verga de golpe y grito «Ayyyyyyy… no tan fuerte que duele.»

Yo lo ignoré y seguí cogiéndolo mientras con mi mano derecha lo pajeaba; aquello duró muy poco pues enseguida soltó su leche sobre su pecho y yo lo llené de la mía dentro. En definitiva fue delicioso.

Repitió el viaje varias veces incluso empezado el curso solía venir y quedarse a dormir pero solo cogíamos a la tarde ya que teníamos clase y había que ir descansados. Así seguimos todos los cursos hasta el Servicio Militar que nos distanciamos.

En cuanto a Pedro le llame también pero solo lo vi al empezar el curso estaba bien servido con sus hermanos, primos y demás, todos con novia pero se cogían al maricon y él encantado.

Cuando empezó el curso me llamó Pedro pues queria venir a verme y me pidió que hubiera varias verga para cogerlo, así que aproveché que venía Ramiro y Luis y conmigo ya eran tres pollas para darle a saco como le gustaba.

Una vez en casa y después de un enema se puso a comernos la polla a los tres euforico insistiendo más en la de Ramiro que era la más grande; también fue este el primero en ponerlo a cuatro patas y clavarsela de golpe mientras nos la comía a los dos.

Fue una follada brutal y larga que terminó descargando Ramiro su leche dentro del culo de Pedro; l siguiente fue Luis que duró poco mientras Ramiro intento comerle la polla a Pedro, pero éste dijo que no se quería correr hasta el final. Luego fui yo y la verdad no me sentía cómodo tres pollas follando al tio a su disposicion nos gustaba mas jugar entre todos por lo que me corrí rápido

Fueron pocas veces las que volvio pero los dejaba a Ramiro y a el solos que le destrozara Ramiro el culo como mucho le permitia una mamada que no lo hacia mal.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Publicado en: GayEtiquetado :

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)