Les quiero contar como pasé la noche de Navidad con mi vecino. Primero me presento, soy estudiante de preparatoria y tengo 17 años; mido 1.66 de complexión delgado, moreno claro y varonil. De hecho muy pocos saben que soy gay pues hasta novias he tenido, así que trato de ser lo más discreto que se pueda.

Bueno pues el día 24 en la noche salimos con mi mamá a la casa de mi abuela donde cenamos y estuvimos un rato platicando y ya que se hizo un poco tarde decidimos irnos a casa; al llegar al callejón de nuestra casa yo vi que estaba mi vecino y otros dos vecinos afuera tomándose unas cerveza y platicando. Mi vecino tiene 26 años, trabaja de albañil así que por lo mismo tiene un cuerpo trabajado como si hiciera ejercicio, al verlos ahí yo pensé porque no me quedo un rato a echar relajo con ellos y le dije a mi mamá «adelantate, ahorita entró yo» y así fue, estuvimos un rato platicando de cualquier cosa hasta que los otros dos vecinos dijeron que ya se iban.

Yo entonces me quedé solo con mi vecino y me empezó a platicar que su esposa lo había dejado y que estaba un poco triste; en ese momento me empecé a hacer ideas y me empecé a poner algo caliente entonces él me dijo que fuéramos al Oxxo a comprar más cervezas o que qué quería hacer, me preguntó. Fue al escuchar esa pregunta que me calenté demasiado y le contesté que lo que él quisiera.

LO MÁS RECIENTE

Debo aclarar que mi vecino ya estaba algo tomado y al escuchar eso me dijo «vamos a mi casa y ahorita salimos al Oxxo». Yo ya sabía que ese «vamos a mi casa» era una tremenda cogida la que nos íbamos a dar y pues si entramos a su casa y ahí me agarró y me puso sus manos sobre su verga la cual se la empecé a acariciar y poco a poco se fue poniendo dura. En eso estaba cuando de repente él me agarra de la cabeza y hace que me hinqué, yo ya sabía lo que tenía qué hacer así que le empecé a desabrochar su pantalón y comencé a morder su verga aún por encima de su bóxer y poco a poco la acariciaba sus brazos, su abdomen, todo su cuerpo.

Yo sentía que reventaba por dentro hasta que él con sus manos se bajó su boxer por completo y me metió su verga en la boca; ese trozo suyo era algo impresionante pues la tenía súper grande, unos 18 o 20 cm y algo gruesa, tanto que cuando la vi le dije «me la quiero comer toda» y él me dijo «es toda tuya, putito» y asi fue, le chupaba la cabeza hasta abajo y me metía todo el trozo completo a la boca; me cabía con mucho trabajo, pero seguí lamiendo todo aquello incluidas las bolas, después con mis manos lo empezaba masturbar y sólo escuchaba como él empezaba a gemir de puro placer.

Yo desde abajo veía como volteaba sus ojos, en eso él me tomó y me agarró con bastante fuerza, me tiró sobre la cama y me bajó los pantalones; las luces estaban apagadas, no veía lo que estaba haciendo lo regresé a ver y se estaba poniendo un condón mientras me ponía saliva en el ano, yo ya estaba súper dilatado cuando de repente sentí su vrg en la punta de mi ano, solo le dije «despacio, despacio» porque yo sentía que me iba a doler demasiado y así fue, me la empezó a meter y yo di un fuerte grito y le dije «espérate» pero pareciera que eso a él le excitaba y me dijo «querías verga, putito… pues ahora te aguantas» y empezó aquél mete y saca despacio y cada ves más recio.

Sus movimientos provocaron que ese dolor se convirtiera en un placer chingón mientras yo gemía como una perra que disfrutaba de su hombre; así estuvimos como por unos 10 minutos hasta que me dijo «súbete tú encima de mí y mátate sólito» y así lo hice, obediente qué soy mientras disfrutaba el entrar y salir de su tronco de mi cuerpo.

Fue después de un rato que me dijo que ya se iba a venir así que me puso de espalda; yo pensé que no los quería tirar en las nalgas pero no, yo sentía lo mismo se quitó el condón y me echó toda su leche en la espalda yo me había venido al mismo tiempo, me levanté me puse mi pantalón y le dije que ya me iba a mi casa pero me dijo que no, que me quedara a dormir con él porque me quería coger toda la noche porque mi culo estaba súper rico y apretadito.

Así fue, estuvimos toda la noche de Navidad cogiendo hasta las 6 de la mañana; en ese momento yo sabía que me se iba a levantar así que agarre mi ropa me salí y me fui a mi casa super cogido y bien feliz por mi nochebuena con mi vecino el macuarrito.

TÚ TAMBIÉN PUEDES PUBLICAR TU RELATO

Escríbenos a redaccion@relaroticos.com  o da clic aquí y llena nuestro formulario. Puede ser anónimo o con tus propios datos para que más personas te contacten.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)