Un relato exclusivo de Relaróticos.com

Hola soy del norte de méxico y ahora vivo en la playa y mi historia empieza cuando una amiga mía vino de vacaciones con un grupo de amigas que yo no conocía, se quedaban todo el verano.

Una noche salimos a cenar y me dice «estarán mis amigas para que las conozcas». Llegamos al Restaurante y la mesa era muy grande; estaban las 4 señoras con sus hijos y todos eran adolescentes. Al saludar me di cuenta que un joven me miró diferente lo cual prendió mi radar, pero por respeto no regresé las miradas. En fin esa noche la pasamos muy bien. Al final yo me despedí de mi amiga y las amigas nuevas con la idea de volver a vernos.

Días después, una noche, abrí la app de ligue y me contactó un perfil sin foto y me dice «hola, hace unos días cenamos juntos sólo que no nos conocíamos». Yo de inmediato lo relacioné y sabía que era ese chico, un adolescente de unos 18 o 19 años alto, varonil, muy guapo y atlético.

Como quiera le pedí enviara una foto y así fue, era el mismo, me dijo «me atraen los hombres maduros», yo tengo 50 años y mis canas parecía le gustaron.

— oye qué bien – le dije – pues habrá que conocernos ahora.

Él estuvo de acuerdo, me pide mi dirección y llega en 20 min. Platicamos en mi casa y tomamos unas cervezas, queria darle confianza pues lo sentía nervioso, él llegó con un traje de baño muy corto y una polo; estaba recién bañado. La noche era esas de verano de playa húmeda y calurosa y al entrar en confianza y platicar de cosas sexuales y subiendo el tono cachondo le pregunté si tenía buena verga.

LO MÁS RECIENTE

El se rió y me respondió que si. Yo estaba mirándole el bulto que se veía apretado en su pequeño short, le pongo la mano en su pene que ya se sentía erecto así que pasamos a mi sala para tener más intimidad y poder comenzarlo a desvestir y ver ese cuerpo atlético que me puso muy caliente.

Con mis manos lo tocaba todo y masturbaba a ratos, luego se la mame y él se veía muy excitado, nos empezamos a dar unas buenas mamadas mutuas y nos desvestimos, le di una buena mamada de verga y después de culo. Entonces me di cuenta que se puso más caliente así que lo puse más inclinado para verle su cuerpo entero al mamarle el culo y minutos más tarde se la empecé a meter poco a poco aprovechando que ya estaba dilatado y excitado.

Le di una buena cojida, se veía que lo disfrutaba. Yo le pegaba en sus nalgas y le jalaba el cabello dándole duro arriba de mi sofá hasta que luego de un buen rato de disfrutarnos terminé en su cara y él probó mi semen por primera vez. Me dijo estaba cumpliendo sus fantasía.

Después él terminó en mi boca, su semen joven y caliente sabía delicioso, repetimos un par de veces ese veran. Al siguiente verano llegó Con su novia y ya no quiso repetir aunque me dice que si quiere pero es fíel a su noviazgo y bueno así pasó un bello verano con el guapo hijo de la amiga de mi amiga

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)