La primera vez que la mamé fue a un amigo mío que se llama Juan Carlos; en aquél entonces teníamos 13 años los dos y fue en mi casa. Estábamos jugando en mi casa, éramos doctores y nos revisábamos y recuerdo que yo le pregunté si lo podía tocarlo y él me dijo que sí, entonces le toqué su verga y me pidió que le diera un beso en la verga y así lo hice. De ahí en más nos mamábamos los dos, pero siempre fui yo el que más mamaba ya que me encantaba.

Un día que estaba con Juan Carlos en la puerta de mi casa llegó Raul, él tenía 16 años en ese momento y me dijo que sabía algo de mi, que era una primicia total y los dos comenzaron a reírse; yo nada no dije nada.
Raúl empezó a decirme eso de la primicia siempre que me veía y no le importaba si había gente delante, ni siquiera que estuviéramos con mayores, ni con mis padres, siempre lo mencionaba.

No fue sino hasta un día que Raul me invitó a afuera a su casa a jugar y ver televisión. Obtuve rápido el permiso ya que la casa de Raúl estaba en la acera de enfrente de mi casa. Ya cuando llegamos me di cuenta que estábamos solos, era verano y los dos íbamos de shorts, entonces Raul comenzó nuevamente a decirme que sabía una primicia y que si él la decía, yo iba a pasar mucha vergüenza, obvio le pregunté cual era la famosa primicia y me dijo que él sabía que yo le chupaba la verga a Juan Carlos, que Juan Carlos se lo había contado en confianza.

Yo me quedé boquiabierto y no dije nada, él se me acercó y me tocó el culo riéndose y me dijo «no te preocupes, si me la mamas a mi, no digo nada y listo; luego se bajó su short y me dejó ver su verga que era grande y gorda, estaba divina y me repitió «chúpamela y no digo nada».

LO MÁS RECIENTE

En ese momento yo no sabía qué hacer y lo único que dije fue «en serio no decís nada a nadie?» y me dijo «claro que no» y me agarró de la nuca con su mano derecha mientras tenía la verga en su mano izquierda. Me repitió la orden «dale, chupa que te gusta» y yo, obedientemente, me arrodillé y comencé a chupar ese trozo divino que además estaba riquísimo; me encantó mamarlo todo.

Así seguimos como dos meses; yo ya tenía 14 y él 17 cuando me dijo que quería cogerme de una vez y la verdad yo también quería que me cogiera, estaba cansado de ser su novia secreta y solo para chuparla, así que un día comenzó a meterme un dedo en mi culito muy suavecito y me dijo que yo tenia que seguir metiéndome los dedos en mi casa para que se dilatara mi ano y así, cuando me la metiera, no me dolería. Todo eso yo lo hacia absolutamente todas las noches y cada vez que podía en el baño del colegio o en mi casa.

Y al fin llegó el da en que me penetró; yo llegué de estudiar y como siempre le dije a mis padres que iba a jugar a lo de Raúl, yo ya sabia que el estaba solo a esa hora. Llegue y como siempre lo primero que hice fue mamar su divina verga y me dijo bueno hoy es el dia, desnudate y vamos a la cama que te voy a cojer.
Yo obedeci y me desnude, el hizo lo mismo y nos metimos a la cama desnudos, comenzo a besarme como siempre y a meterme los dedos en el ano para dilatarlo, luego me puso un aceite para bebes que tenia y se unto la verga con el aceite, me dijo que me pusiera boca abajo y me abriera las nalgas y asi lo hice, el agarro su hemosa verga con la mano derecha y senti cuando apoyo su cabeza en mi ano y comenzo a meterla muy pero muy lentamente y senti divino cuando su cabeza penetro mi ano y siguio entrando toda aquella verga tan apetecible y comenzo a moverse muy lentamente, debo decir que era muy buen amante no me dolia para nada, me puse de a perrito asi estuvimos un buen rato despues se acosto e hizo que me sentará encima de el era algo chido el sentir su verga entrar y salir de mi culito virgen que el estaba estrenando asta que por fin me dijo que se iba a venir y en ese momento empese a sentir algo caliente que me escurria por mis nalgas era su leche solo me levante le di un beso y me limpie el ano, y asi comenzo a cojerme cada vez que iba a su casa que eran casi todos los dias, me encantaba ya que sabia que iba a cojerme cuando llegara de estudiar. Raul y Juan Carlos me iniciaron , unos divinos y los amo a los dos.

TÚ TAMBIÉN PUEDES PUBLICAR TU RELATO

Escríbenos a redaccion@relaroticos.com  o da clic aquí y llena nuestro formulario. Puede ser anónimo o con tus propios datos para que más personas te contacten.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)