Les vengo a relatar como sucedieron las cosas y cómo se acomodaron para mi venganza. Cursé la primaria y un chavo me hacía bullyng durante todo el tiempo, jamás supe por que en fin, pero pasamos a la secundaria y este tipo seguía diciendo a todos que yo era gay etc., ese tipo de cosas.

Yo siempre supe que era gay pero honestamente a esa edad no sabía ni qué onda conmigo, tenía 12 años. En la secundaria el maestro de educación física era el PAPÁ DE ESTE TIPO un maestro de edad, respetado en fin.

En una clase de básquetbol hicieron equipos. Una vez que salieron todos a la cancha a jugar pero yo me quede vistiéndome en el cuarto de educación física, me quité el pantalón me puse la playera de deporte y me quede en puro calzón… tomando en cuenta que nadie estaba ahí solo, yo no vi algún problema.

En eso escucho que alguien me dice detrás de mi, «¿oye no vas a jugar?» Sentí todo pues pensé que estaba solo… era el papá de este niño que siempre me molestaba y su papá era el maestro de educación física!

Le dije si, tratando de taparme. Me dijo «no pasa nada, Somos hombres».

Mi corazón latía al mil que vergüenza que el maestro me viera sin ropa, pues me dispuse a ponerme el shorts de deporte cuando alguien me levanta por detrás como tratando de jugar, el maestro estaba levantándome en juego pero renegando su verga en mi.

Mi corazón se iba a salir. Me dijo «no te preocupes, mira tenemos lo mismo» en eso cierra la puerta se baja su short y saca un pene de unos 14 cm grueso queriendo despertar, muy, pero muuuy peludo, con unas bolsas grandes que colgaban y el se las jugaba tratando de quitar mi pena.

Me dijo «¿oye nunca habías visto una así?» Le dije que no, yo pensaba que él podría por mi corazón latiendo ya que era demasiado y me dice «¡agárralo!».

LO MÁS RECIENTE

Me quede quieto y se acerca a mi me da un beso en la boca y lo primero que pensé, «como puede hacer eso si tiene hijos y esposa» Inocente al fin.

Algo me gustaba de todo eso y me hacía sentir que me podría cobrar con el papá todas las que él hijo me hizo. Puso seguro a la puerta y se bajó el short hasta los tobillos me dijo que agarrara su pene y así lo hice.

Me dijo «dale un beso en la cabeza». Me agache y sin más ni más me lo metí a la boca empecé a chupar y chupar, lo sacaba lo recorría con mi lengua de arriba a abajo y me metí sus bolsa una por una para chuparlas ya que no le cabían.

Me agarro entonces y por la cintura me subió a una silla donde me puso de perrito y me lamió el trasero. Sinceramente, yo estaba en las nubes.

Por debajo veía como al maestro le colgaba aquel trozo moreno y peludo, me dejé llevar y así unos minutos.

Me dijo «no te lo han metido». Le dije que no y dijo «podemos probar» a lo que le dije que no. Pero me agarró con fuerza y me puso la punta de su verga en mi cola y con su mismo lubricante tallaba de arriba a abajo yo quería más y más pero tenía claro que ese grosor no podría entrar en mi.

Cuando presionó y sentí un ardor terrible que me hizo gritar y me tapo la boca, no metió más que la cabeza y así estuvo mete y saca mete y saca mientras me besaba la boca la oreja el cuello y de pronto terminó dentro de mi.

Me dijo que no dijera nada a cambio de eso podríamos vernos más y tenia 10 (col si fuera muy complicado) Por años nos seguimos viendo y una vez me dijo, NACISTE PARA ESTO.

Cada vez que su hijo me hacía bullyng me acordaba de su papá penetrándome y solo sonreía, pues su papá se había convertido en mi macho.

TÚ TAMBIÉN PUEDES PUBLICAR TU RELATO

Escríbenos a redaccion@relaroticos.com  o da clic aquí y llena nuestro formulario. Puede ser anónimo o con tus propios datos para que más personas te contacten.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)