Bueno así iniciaré mi relato, me llamaré Andrés, soy de piel morena con un abdomen un poco marcado por el gym, con una estatura de 1.66 y me considero bisexual. El otro protagonista de mi relato es Carlos con piel de color trigeño, unos ojos de color miel y una estatura de 1.80. A mi me encantaba que fuera más alto que yo.

Carlos es un ex con el que terminé hace varios años. Hoy día estoy por terminar mi carrera profesional mientras que Carlos es ya todo un profesional. Debo de aclarar que Carlos me lleva varios años de edad… Pero bueno, siguiendo con el relato, hace unos días recibí un mensaje de Carlos; me saluda todo normal yo le respondo igual, empezamos hablar de todo un poco, de cómo van nuestras vidas ya que yo en la actualidad tengo mi pareja (Mujer) él tiene la suya un (hombre) así duramos hablando un rato, hasta que me dice que me extraña y que quiere estar conmigo. Yo solo reía y le decía que eso era parte del pasado, y que ambos estamos en otra etapa, él me decía que si quería podríamos revivir nuevamente esa etapa de años atrás.

Bueno así pasamos hablando varios días sin que mi novia se diera se cuenta, al igual que él con su pareja, a escondidas pues. Por cierto que Carlos ha sido el único hombre con quién he estado, siendo el siempre rol de pasivo. Pasaron días y recibí otro mensaje de él, me volvió a repetir lo mismo, que quería estar conmigo, que una cosa y la otra, la cuál de tanto hablar acepte.

El primer intento qué acordamos no pudimos vernos, afortunadamente en el segundo intento si se dió el encuentro, acalar que tenía más de 4 años sin estar con algún hombre, por lo que ese día mis nervios estaban al mil, él se le veía feliz y yo seguía nervioso. Me tranquilice y me monte en su moto, me dice «abrázame» y así lo hice, fuimos si rumbo fijo, me decía cosas tan lindas. Yo mejor apagué el cel para no ser interrumpidos, llegamos a un lugar, empezamos hablar de todo, me decía que no me ha olvidado, que siempre seré su gran amor, yo sólo reía.

En un momento random enmedio de la platica me sorprendí cuando me dio un beso y yo respondí docilmente mientras que él acraciaba mi cuerpo como nunca, como si fuera la última vez pero a la vez como muchas otras tantas veces lo había hecho.

Así pasamos un buen rato, de tanto beso se me acercó al oído y dijo que me quería hacer suyo, es se decir yo ser el pasivo, le dije que no, que él sabía que no jugaba hacer ese rol, bueno para no alargará el cuento me convenció, me empezó a desvestir y yo a él, me besaba todo y dijo «aún tienes el abdomen que siempre amé, recorreré tu cuerpo con delicadeza, haciendo estremecerte todo tu cuerpo».

Yo temblaba del miedo por todo aquello, pensaba en mi actual novia, en su vato, en el tiempo que había pasado, pero a su vez el placer era enorme. Aprovechando su tamaño, me tomó del brazo y me llevó a su moto en donde me recargó luego de quitarme la ropa para hacerme un beso negro nivel Vídeo xxx gay. Yo solo sentía el placer del mundo, cerraba los ojos, lo disfrutaba y sentía lo jugoso de su lengua en mi trasero, estaba en el cielo. Luego me voltea y me hace un oral como el que me gusta, así pasó un buen tiempo, jugando con mi verga y llenandola de saliva.

Fue luego de un buen rato que me «dice estás listo?» Con una calentura a todo nivel dije que sí, se lubrica bien y empieza a meter con una delicadeza recordando que era mi primera vez, al principio dolía me dice «relájate», y así fue me relajé lo que hizo que sintiera todo su pene dentro de mí, sentía como sus huevos golpeaban mis nalgas con una adrenalina y un impulso tremendo, pasional, salvaje y un poco romántico a la par.

Yo me sentía fascinado, era algo inexplicable, me estaba entregando a mi primer y único hombre amado, ya de un bueno rato de mete y saca, me dice «me quiero venir dentro de tí» , le dije «hazlo lléname todo de tí».

Así fue se vino y me hizo feliz, pero consciente de mi placer luego me masturbô y me vine sobre él. Me abrazó como nunca, nos besamos apasionadamente, me dijo que siempre seré su gran amor. Ahí olvidé el dolor de mi primera vez, nos quedamos un rato mirando la luna.m juntos y abrazados, pero teníamos el tiempo contado y había qué regresar.

Luego nos vestimos me llevó a mi casa. Y quedamos en volver a darnos una nueva aventura, pero esta vez yo lo haré mío….

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)