Hace muchos tiempo yo tenía 18/20 años empecé a trabajar en una empresa que tenía varias oficinas en un edificio yo trabajaba en una donde éramos 2 personas (yo y otro mas) y un gerente, el otro empleado un tipo cuarentón, casado, pero era la joda loca.

Le gustaba también la quiniela y siempre jodía en la oficina, el gerente no decía nada porque laborábamos a full, además el venía a las 8hrs. cuando se entraba a las 9 y muchos a las 9:30 hs.

Yo iba a la facultad a la mañana a las 7 horas y a veces los profesores faltaban entonces al llegar muy temprano me lo encontraba  y siempre me mandaba indirectas, como que colita que tenía, a veces en la cocina que había se hacia el boludo y me tocaba el culo o me apoyaba para buscar algo, yo nunca le di pié pero el no se cansaba de decirme todo tipo de cosas hasta que un día fue directo me dijo «no sabes como me gustaría cogerte esa cola».

No sé lo que le dije pero traté de hacerle saber que no me interesaba para nada, pero nada era suficiente.

LO MÁS RECIENTE

Un día que no tuve clases fui a la oficina cerca de las 8 hs. Obviamente él estaba ahí, me recibe con un «que pasó no fuiste a la facultad o quieres estar a solas conmigo?»

«Faltó el profesor dejó un aviso y entonces vine acá», al segundo va al baño y sale enseguida con la camisa fuera del pantalón, la oficina era chiquita para 3 o 4 personas, no más, yo al verlo le digo porque no te acomodas todo en el baño, acá estoy más cómodo, entonces se baja el pantalón y me dice «te gusta el boxer? es nuevo».

Yo sin darle mucha bola le dije que lindo, entonces se acerca y me dice «mirá que chota que tengo te gusta?».

Yo estaba colorado, le dije que se tapara, que era asqueroso hacer eso, «¿porque? me dice no te gusta?»

Ya le había visto su chota gruesa y peluda pero no decía nada, entonces ya delante mío se la agarra y me dice «agárramela solamente y no te jodo más», entonces yo se la agarré y sin querer empece a pajearlo despacio.

«¿Te gusta, no?». Yo seguía mudo, continué haciéndolo, esa pija gruesa ya estaba casi dura en mi mano, y yo siempre mudo, entonces me dice la «La queres chupar un segundo?».

Sin decir palabra me la metí en la boca, él estaba parado frente a mi y yo sentado en mi silla, ya no fue un segundo, se la empecé a mamar y su pija se volvió dura en mi boca, empecé a lamer sus huevos peludos, sabían deliciosos.

Ya no me importaba nada, entonces deje de chuparle la verga y me saqué los pantalones, «cógeme, como a vos te gusta» le dije. Acto seguido me recosté en el escritorio y el me abre las nalgas para lamer mi agujerito con su lengua; me lo chupó un rato y me metía sus dedos.

Así estuvo unos minutos, vaya que lo disfrutaba él también; después me apoya esa pija cabezona y me la mete, primero la cabeza, pero empujó más hasta tenerla adentro.

Asi me tenía y metía cuando la sacaba me ponía mas saliva para que entre más fácil. Cuando ya la tuve adentro me la metía mas fuerte después con su verga ensartaba nos sentamos en un sillón de los escritorios y ahí empece a cabalgarlo.

Estuvimos un rato hasta que quiso acabar me dice que ya iba a acabar entonces me meto su pija en la boca y me descarga su semen y por poco me atraganto.

Después nos vestimos y hablamos, me dice que le gustó mucho, a mi también le dije y me promete seguirla en otro lugar. Pero eso es para la próxima.

TÚ TAMBIÉN PUEDES PUBLICAR TU RELATO

Escríbenos a redaccion@relaroticos.com  o da clic aquí y llena nuestro formulario. Puede ser anónimo o con tus propios datos para que más personas te contacten.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)