En el Colegio siempre me ha gustado un niño del grado superior, era espectacular buena cara, buen cuerpo, buenas piernas cuando su grupo hacía educación física me gustaba ir a verlos pues a aquel niño se le notaba su gran bulto.

Mis instintos homosexuales sentían de que él era gay pero me daba miedo ir a preguntarle porque de pronto no era así y me pegaba o algo parecido. Era tanta la atracción mía hacia él que me decidí decirle pero primero debería de tener algunos consejos. Busque en Internet y encontré lo que estaba buscando así que me dije que siguiente día hiba a ser el gran día.

Al otro día estaba tan asustado que ni siquiera era capaz de vestirme, esta súper nervioso, llegue al Colegio y ahí estaba él con su cara de modelo de hollywood hablando con sus amigos. Decidí ir en el primer descanso a decirle pero no era capaz trata de acercarme a él pero eran tan fuertes mis nervios que yo me alejaba de ahí, otra vez me dije en el segundo descanso le digo, pero no no era capaz me daba mucho temor.

Estábamos en la última hora de clase estaba muy decepcionado conmigo mismo, tenia unas ganas tremendas de ir al baño así que le pedí permiso al profesor. Baje al baño, entre y cuando me estaba lavando las manos llego él y entro a uno de los baños, estaba muy muy nervioso, pero me decía así mismo “esta es tu oportunidad, estas solo con él, dile”

Me lave otra vez las manos esperando que el saliera, él salio del baño y se fue a lavar las manos estaba al lado de él simulando que yo también me estaba lavando las manos. Cuando de pronto le dijo “Hola” y el me contesta “Hola” y yo le digo “Mucho gusto Felipe y tú” el se llamaba Manuel que bonito nombre como de Príncipe.

Y le pregunte “Oye si que clases tan aburridoras de algebra y el me dijo si si soy muy aburridoras. Él ya se hiba a ir cuando le dije Oye el se volteo y me dijo “Que quieres” al fin había llegado el momento así que le dije: “Por favor no quiero que tu reacción sea un puño, te quería decir es que tu me gustas mucho estoy súper enamorado de ti no sabes cuanto”

El colocó como cara de extrañado pero se fue acercando me cogio de la cintura y me dijo “Si de verdad te gusto demuéstramelo”  me cogio de la mano me metió a uno de los baños y me dio sexo oral yo obviamente le respondí. Mientras nos besábamos yo le tocaba él bulto, le hiba a bajar el cierre del pantalón y me dijo No aquí no.

Salimos del baño y me dio la dirección de su casa y me dijo que hiba a estar solo porque sus papás estaban de viaje entonces para disfrutar de una buena tarde.

Ya quería que llegara la hora para verme con ese niño no lo podía creer esa tarde hiba a follar con el niños de mis sueños.

Faltaban 30 minutos para la hora señalada de la cita, salí de mi casa a esa hora para poder llegar puntual a la casa de Manuel. Manuel vivía en el Norte de la ciudad y yo vivo en el Sur vivíamos a los extremos.

Llegue a la casa de él era un casa lujosa, con muchos nervios toque la puerta, y ahí estaba él con una camisa apretadita, con unos jeans apretaditos en los cuales se podía notar su bulto. Me dijo “Hola” yo le conteste “Hola”, me invito a pasar y me dijo que me sentara en la sala que el ya venia que estaba hablando con alguien por teléfono, me senté y el se fue de verdad era una casa muy bonita tenía muchos lujos.

Después de cómo 10 minutos, llego él y me dijo “Que pena contigo, perdóname por haberte hecho esperar tanto” le dije que no que no importaba. Me pregunto que sí quería tomar algo y le dije que sí, fue a la cocina y me trajo una malteada. Estuvimos hablando por un buen tiempo y en el momento mas inesperado me besó, obviamente yo acepte su beso, nos estuvimos besando como por 10 minutos, me dijo «Subamos a mi cuarto que te quiero comer es ya».

Subimos cogidos de la mano, llegamos a su habitación, me dijo que me sentara en su cama yo accedí y otra vez comenzó a besarme mientras me hiba acostando en su cama. Mientras nos dábamos sexo oral, nos íbamos tocando nuestros cuerpos y nuestras vergas.

Él se fue quitando la ropa y me dijo que me la quitara también. Mientras el se hiba quitando la ropa se le hiba viendo el cuerpazo que tenia, a pesar de tener tan solo 15 años ya tenía un cuerpo muy definido, practicaba la natación pues como no.

Cuando ya los dos estábamos desnudos me pregunto que quería hacer, no le respondí si no que solo le chupe esa vergota, que majar, era una verga rasurada y grande. Sentía mucho placer, después de un rato él me dijo “no más es mi turno”, así que llego se arrodillo y comenzó a chupar la mía, debo de decir que la mía no es tan grande.

Yo le pedí que me penetrare, él saco un condón de su mesa de noche, se lo coloco y me dijo parara el culo, me metió ese mounstro por mi culo, como a mí ya me han penetrado mi hoyo ya estaba abierto pero de todas maneras me dolía muchísimo.

Yo le dije a él que cuando fuera a eyacular que me la regara en el pecho y en la cara, como a los 10 minutos el comenzó a gritar saco la verga de mi culo, rápidamente se quitó el condón y me tiro todo su leche en mi cara, que delicia sentir toda esa leche calientita.

Los dos nos bañamos mientras nos besábamos. Él me dijo Gracias. Después de esto lo hacemos casi todos los días, es más en un ocasión lo hicimos en el Colegio.

Gracias por leer mi relato.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)