No se como empezar, pero mis inicios en el mundo gay fueron desde pequeño; recuerdo que una vecina nos cuidaba porque mi mamá trabajaba y mi papá pues nunca estuvo ahí, esta señora tenía varios hijos pero recuerdo a dos especialmente.

El que era mayor siempre me tocaba las nalgas cuando nadie se fijaba, la primera vez no asimilé bien y lo dejé pasar, pero se me fue haciendo normal que él me tocara las nalgas o me sentara en sus piernas para arrimarme la verga.

Al otro lo recuerdo porque él nos llevaba a mi y a mi hermana al kínder incluso nos trataba como hermanitos de él. Volviendo al primero, Iván acabo de recordar su nombre, su trato se me fue haciendo normal y una vez introdujo algo en mi ano, pero recuerdo qué; lo que si recuerdo es que me dolió mucho y no se qué tanto daño me hizo, pero mi mamá lo notó mientras me bañaba ella y le dije la verdad.

A los meses conoció a mi padrastro, lo recuerdo bien, el culero llevaba regalos para mis hermanas pero para mi no, la cosa es que nos mudamos de ciudad y pues nos alejamos de ese chico y nunca más supe de él.

Al mudarnos con mi padrastro en la zona había un chico mucho peor, ya andaba por sus 15 o 16 años y era el típico puberto enamorando a las niñas, pero cuando no había mas niños a mi alrededor él empezaba a hablarme de una manera insinuante y se tocaba la verga, Iván no hacia eso, y parece que empezó a vigilarme.

A veces iba a comprar a alguna tienda y él aparecía en el camino, se sacaba la verga me daba morbo y miedo, por eso nunca se lo toqué aunque él me lo pedía, hacia cosas como agarrar a una perra para que el perro la penetrara y yo viera eso.

Una vez estaba bañándome y él se metió y me asusté, me dio un beso y se salió (algo tierno jajaja pero no) y así paso el tiempo sin saber de él hasta que una vez, cuando yo ya tenía mis 15, siempre seguíamos en la zona de esa casa estaba cerca de un gran terreno que hicieron una lotificacion y compraron terreno y construyó casa mi padrastro.

La cosa es que mi mamá criaba pollos para vender y de repente uno apareció muerto, me dijo anda a botarlo lejos por si es una enfermedad; me crucé la calle y ahí aún está ese terreno sólo y me fui en el monte a botar el dichoso pollo, y yo que aviento el pollo a la quebrada y del otro extremo estaba él, con su mirada lujuriosa.

Me habló y bajó a la quebrada y bajé también; sentía miedo y de una se la sacó y me dijo mamámela, ya andaba erecto… y pues se la mamé, pero no deje que me penetrara.

Después de eso se perdió de nuevo, hasta una noche cuando yo ya tenía 18 años, una tarde noche iba a dejar un dinero y que me lo encuentro y me habla y me dice «queres este gatito» y yo «no, en la casa no les gusta» y seguí caminando y llegue al lugar donde iba y ya estando ahí se va la luz y dije «se va a hacer más tarde» y yo muy apurado salgo rápido y justo pasando donde él estaba pues ahí estaba y a saber que hizo el gato.

Me dijo «sentate acá hablemos, hace mucho no te veo», me preguntó qué edad tenía, le dije que 18 y como que eso era la señal que él esperaba pues me empezó a acariciar las piernas y me dijo «vamos a donde está mas sólo» y dije pue ni modo, que pase lo que tenga que pasar pero gran error, al parecer el cabrón si cogía con hombres y me la dejo ir de un solo golpe y yo sentí que me ardió hasta el alma.

Quise zafarme pero no pude, se quedó penetrándome fuerte hasta que acabo, y salí de ahí sin ganas de volver a ser pasivo. Sangré por una semana y me lo encontré varias veces más, y me decía «vamos de nuevo» y le decía que no y cuando me pregunto por qué, le dije que me dolía aún, que era mi primera vez y él fue brusco.

Entonces se acercó y me bajó el short y me vio las nalgas y me dijo discúlpame; trató de enmendar todo pero ya no quería nada, aún me lo sigo encontrando a mis 40 años…

Mi segunda vez fue hasta los 25, y de ahí para acá la historias son otras, no es erótico pero de alguna forma quería contar lo que me pasó.

Saludos desde El Salvador.

TÚ TAMBIÉN PUEDES PUBLICAR TU RELATO

Escríbenos a redaccion@relaroticos.com  o da clic aquí y llena nuestro formulario. Puede ser anónimo o con tus propios datos para que más personas te contacten.


¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)