Categoría:

Descubriendo el cruising

Me saqué la verga y le bajé el cuerito para disponerme a orinar, cuando solté el chorro de reojo vi que el chavo se acercó descaradamente. Volteé y ahí estaba viendo mi verga. No sé si fue una señal involuntaria que hice o de plano se me notaba la putería. Se me paró de balazo aún orinando.

Publicado en:
Categoría:

El coger de mi chófer

«Pedro de Miraflores», así le gustaba al chófer de nuestra casa que se le llamase, un negro cubano que hacía muchísimos años había entrado a trabajar de la mano de su esposa, Florinda. Había pasado a ser casi de la familia.

Publicado en:
Categoría:

Aaron, el hijo de mi vecino

En verano muchos amigos venían a nuestra alberca, él venía en ocasiones ya que prefería estar con chicos de su edad, pero cuando venía, con mucho cuidado miraba esa espalda y me imaginaba cómo bajaría besando y lamiendo hasta llegar a sus dos hermosos y apetecibles montes.

Publicado en:
Categoría:

Amor de estudiantes

Era un verdadero ángel y yo, de alguna manera u otra debía hablarle, no podía dejar que esta oportunidad, que tanto había estado esperando, de conocer a un hombre, se desvaneciera ante mí, así que me dispuse a preguntarle la hora.

Publicado en:
Categoría:

Disfrutando a mi padrastro

Yo como loco me paré de la cama y le dije «¿qué diablos haces en mi cuarto?» y él riéndose me dijo, «je-je-je no te hagas el decente, chamaco si ya me he dado cuenta que deseas que te meta este tronco en tus nalgas,o me lo vas a negar?»

Publicado en:
Categoría:

Haciéndome el sonámbulo

Bueno, se me ocurrió bajar mi mano y tocarle su pene pero no lo logré por que él es muy sencible y sí sintió que lo intentaba tocar, pero para que no sospechara me puse como sonámbulo y empecé a mover las manos a lo pendejo, pero él mejor se envolvió en las cobijas y se durmió.

Publicado en: