🔥 Un relato exclusivo de Relaróticos 🔥

Fue una época difícil mi infancia pero fue cuando tuve más sexo que ahora de grande ya es muy raro tener relaciones. Soy bajito, blanco de pelo castaño, de complexión normal pero unos labios tipo patito o parados que quieren beso.

Cuando tendría unos 11 años decidido que el maestro me pusiera 10 lo fui a buscar a su casa un viernes por la tarde noche. Él tendría unos 40 años moreno cachetón cara de enojado, el era de otro estado el vivía solo.

Toque el timbre, salió en bata «que pasa Juan» me dijo. «Maestro Mario puedo hablar con usted» pasándome a la sala sin permiso, Mario se tapó se sentó diciendo «en qué te puedo ayudar estaba a punto de bañarme espero que sea rápido Juan».

Le dije «profe vengo decido a lo que sea para tener 10 y no reprobar» Mario: Mm es eso debería hablarlo en la escuela no aquí vete por favor. Tras la insistencia y decir que mi mamá me pegaría si repruebo acepto dejando trabajo extra «eso sería todo y cierras la puerta cuando te vallas» dijo caminando hacia el baño.

Cuando se metió dejó la puerta entre abierta. Yo espere un rato y me asome. Hizo cara de asombro se quería salir de la tina, Juan: «espere déjeme entrar de chiquito jugaba con mi papá usted tranquilo».

Rápido me quite toda la ropa entre a la tina con agua caliente y espumosa y empezamos a platicar. Note que tenía boxer pensé que no pasaría nada pero me acerque Juan: ya tengo hambre profesor no tendrá una salchicha para mí.

Tocando con la mano jalando el boxer de la raya de dónde se saca la verga para orinar efectivamente salió una morena gorda salchicha no dijo nada y comenzé a mamar. Era la primera vez que lo aria así que lo hice cómo lo veía en las pornos de mi primo Beto pero la sensación era muy distinta con sabores y olores extraños.

De repente me puso en cuatro hay mismo en la tina cómo tenía jabón resbaló bonito escuchando cómo salpicaba el agua una sensación extraña de felicidad en mi 10 asegurado.

Para el sábado no podía hacer del baño así que el domingo busque al señor Eugenio mamá siempre nos llevaba con el para cualquier enfermedad ya tenía unos 55 años de lentes algo arrugado de la cara hijo en qué te puedo ayudar estaba en un cuarto tipo consultorio.

Le comenté que tenía un día sin poder hacer popo pero que tenía ganas de hacer y no podía note que estaba medio tomado olía alcohol me quería ir pero me detuvo me reviso el estómago garganta decía que no tenía nada cuando me pido que me aflojara el pantalón me recostara estuvo examinando mi trasero por mucho tiempo diciendo que extraño que estaba un poco rojo.

Me comentó que era por comer tanto chile, que tendría que hacer un proceso para destapar. Me pero tardaría y que no se lo comentaría a Nadie empezó a untar crema sobarme todo el trasero y el estómago según para que se aflojara y saliera la popo.

Sentía que metía uno después dos dedos «tengo que introducir una manguera para lavarte por dentro del estómago para que salga todo… tu debes de aguantar muerde está cobija a la mejor es un dolor conocido será más fácil que te relájes para no tapar la manguera».

Me tapo con sábanas dejando mi culo expuesto sintiendo la cabeza de su verga haciendo presión para entrar un dolor insoportable hasta llore y algo me inyectó para soportar sus embestidas del abuelo en esas edad todas la vergas eran enormes y gordas para mí culo pequeño dejando su semen dentro con respiraciones cansadas.

Luego quito todo me subió los calzones y el sudando del trabajo «espera un momento debes de ir al baño y arrojar todo». Así fue y en minuto fui al baño arroje leche con sangre y popo. Creí que me curo me dio pastillas para el dolor desinflamación y infección de estómago fuerte que tenía, jajaja cuando uno es morro cómo lo marean jaja.

Mi madre se había quedado sin trabajo y ya sus acreedores la buscaban para el pago de mercancía era el carnicero y otro señor que no se de dónde salió pero a cada rato la andaba buscando. Ella entro a una tienda donde se la pasaba todo el día pero no le pagaban lo suficiente así que fui a buscar al carnicero primero antes de que cerrará.

Le ayude a meter la cosas del puesto adentro del local que se cerró. don Gera desconcentrado por qué estaba en ese lugar, el era barrigón y bigote tupido pensó que le pediría más pero no fue así me ofrecí a ayudarle por las tardes para pagar la deuda pero el no quería, él quería su dinero.

Lo abrace de la cintura me hinque pidiendo por favor, moviendo mi cabeza en círculos , entendió don Gera y saco su verga flácida. «A ver putito mamala con esos labios, quedará pagada tu cuenta».

«Don Gera esté seguro? es la primera vez que lo hago» le dije y me respondió «vamos rápido o no quieres, me vas a pagar el último centavo» poniendo su verga en mi boca. A pesar de su enorme barriga se acomodo para que se la mamara y después esa enorme barriga la acomodo en mis caderas para meterme la, despacio pero constaten feliz por qué me había estrenado pues yo se lo apretaba riquísimo.

«Ay putito cómo te voy a extrañar», al salir de con el carnicero me fui por unos lotes baldíos para cortar camino ya eran las. 11 de la noche para mí sorpresa me salieron tres drogadictos chacales todos sucios querían dinero pero no traía me golpearon y uno de ellos dijo «si no trae con que, que de el culo», me jalaron para una casa baldía con fuente obvio no tenía agua pero de hay me aventaron.

Se apoyaron para ponerme en cuatro y turnarse en repetidas ocasiones. Yo sentía un placer inexplicable y un dolor intenso en todo el cuerpo, desde el cabello hasta los pies. Como pude aguantar tantas embestidas, nalgadas, mordidas. Mi culo fue el que me ayudó un montón por qué si no me hubieran matado a golpes.

Estaban felices porque se estaban culiando a uno de secundaria. Si les decía que era mi primera vez con esas jeje eran flacos pero pareciera que sus vergas eran lo doble de su brazo largas y cabezonas. Me ponían a mamar y otro cojiendo una y otra vez.

Parece mentira pero en la cdmx es común que ellos anden en bola y en ese estado drogado flacos sucios se rayaron conmigo tenían días de no cojer con putas o drogadictas y les hice el favor.

Terminaron se fueron echándose a correr para que no los reconociera como si me importará cómo pude llegué a casa y expulse la leche de las tres vergas. Fue mucha parecía atole de avena. Entonces me acosté pero aún sentía los golpes y la verga dentro.

Ya para finalizar espere una dos semas para mí surte estaba solo era un viernes que no había clases y en la mañana llegó el señor de color aperlado muy educado lampiño robusto muy nalgon, pero como todos querían dinero.

Fingí iniciencia lo que me gustaba de ese señor era todo su ser, yo con experiencia sabía que lo disfrutaría, ese día solo tenía shorts estaba descalzo así que lo pase a mi cuarto, lo senté en la cama con el pretexto de buscar el dinero, el poco que tenía por que mamá no tenía no le dije eso pero pasaba frente a el me empinaba me senté a lado de el cómo todo un niño inocente le toque la pierna le ofrecí mi culo virgen sería la primera vez y es para ti no le diría a nadie.

Me miró indeciso así que lo bese para mí sorpresa me acostó, me succionó los pezones, nunca lo habían echo pero me éxito. Bajó el shorts me mamó la verga era placentero. Si era mi primera vez que lo tome de su cabellera lo baja más.

Sabía cómo hacerlo por qué no deja mucha saliva me hizo eyacular tragando todo me volvió a preguntar que si de verdad era virgen q si estrenaría con lujuria ánimos de mas así que se la saco fue cuando pude apreciar una verdadera verga al tamaño de mi cara por qué la mido me dio una cachetada con su verga.

No cabía en mi boca se empezó a desvestir y era un hombre velludo por todos lados su es esponjosos se veía de gimnasio cuerpo torneado sus brazo gruesos se marcaban las venas me sentía muy pequeño casi un bebé a lado de el.

Tomo gel para dilatarme tomo mis piernas las subió a los hombros se apoyo debajo de mis pies me levanto a la altura de su pecho me. Deja caer en su verga parada estas bien apretadito solo entro la punta en otro culos se va derecho mi amor besando apasionadamente me cargaba pero entraba toda fácil eran 25 CM negra me puso frente aún espejo me dio vuelta sin sacarla era un maestro del sexo.

Me apoyo en una silla poco a poco metía más ese tronco al ver por el espejo me ponía a mil ver su nalgas sus músculos como hacían fuerza para penetrar empujando con la piernas velludas esa imagen cómo el tronco entraba por mi ano cómo se expandida tragando el tronco ese sentir hizo más fácil el ingreso esa razón del gozo desenfrenado empezando a bombear fuerte muy fuerte que sus glúteos rebotaban.

Me acómodo en la orilla de la cama podía ver mejor su glúteos rebotar cómo bombea sangre hasta la cabeza duro por horas le agarraba el culo para que parara pero al parecer eso lo alentaba para meter más veces.

Perdí la noción del tiempo cuando el me dice «donde los quieres» no espero respuesta saco y me los echo en los labios y cara sacudiendo la ay mismo note que me le baja la erección y me volvió a penetrar esa fue un poco más fácil pero si se atoro a sido la verga más grande de mi vida que he tenido.

Pregunto cómo va tu primera vez, espero que nunca se acabe hizo que eyaculara por segunda vez sin tocarme se notó que el tenía un orgasmo palcentero por qué se la.aprente más el me vacío su leche dentro descanso un rato lo bañé le ayude a vestirse.

Iba a salir cuando mamá entra por poco nos encontraba pero aún más fue que desde las 8 de la mañana hasta las 9 de la noche tuvimos relaciones. Saludo a mi madre pero como era lógico no tenía dinero para pagar se despidió y se fue de la emoción nunca supe su nombre por qué fue la última vez que lo vi, todo esto paso en menos de un meses.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)