🔥 Un relato exclusivo de Relaróticos 🔥

El verano de 2018 fue el mejor de mi vida; mi mejor amiga está casada con un francés con el cual yo me llevo muy bien, y es que como soy el mejor amigos de su esposa pues desde un inicio hicimos buena relación.

El francés en cuestión tiene un sobrino llamado Noah y cuando mi amiga un día me mostró una fotografía suya me fascinó. Ella me dice “mira… cómo te gustan a ti blanquitos” y yo dije “vaya pero que macho más lindo ese cómo me lo recetó el doctor”, dice mi amiga “viene pronto para pasar el verano aquí con nosotros pero tranquilo que él no es gay y no quiero que haya problemas durante el verano con Fran”.

Pues para no hacer el relato tan largo, llegó el día en que Noah llegó al país, pues yo estaba en casa de mi amiga cuando él llegó; nos presentaron y como yo no hablo francés pero si Ingles empecé a comunicarme con Noah en inglés.

Pasaron los días Noah y yo sólo compartíamos saludo y nada nada, hasta que una noche se hizo un party en la piscina de la casa de mi amiga, todos nos pusimos a tomar, y yo como seguía un perro enamorado de mi macho pero nunca se lo demostré ni nada, hasta esa noche en la piscina en la que en la peda él me agarró las nalgas dentro de la piscina, pero pos lo mismo que estábamos todos tomados yo ignoré eso y dije “quizás fue sin querer”.

A los minutos él vuelve a hace los mismo, y ya ahí dije “este huevo quiere sal” pues como él me agarro las nalgadas yo le tome su pene y noté que estaba erecto, todo esto bajo el agua; así duramos mucho tiempo en ese juego, él me tocaba y yo le tocaba a él, hasta que en uno de esos juego el se sacó aquél hermoso pene, el más hermoso que he visto hasta el día de hoy, un pene de unos 20 cm blanco hermoso, con un glande que parecía una freza de tan lindo, rozado y apetitoso que era.

Quería ahogarme sumergiéndome en la alberca pero no podía por el momento, así que lo masturbé por unos minutos dentro del agua, hasta que en una me dice que se lo mamara yo le dije “aquí no… hay muchas personas pero más tarde lo hago” y él solo dijo ok, así que ahí quedó todo por el momento.

Luego nos fuimos a dormir pues esa noche yo me quedaría a dormir en casa de mi amiga; pensé que él se había olvidado de eso cuando siento que me están tocando la puerta de la habitación así que salí de la cama y abro y obviamente era Noah quien me dice “me dijiste que me lo mamarias más tarde… ahora es más tarde”.

Yo lo deje pasar y se podrán imaginar todo lo que en esa habitación pasó; apenas entró lo tiré a la cama e inicié a mamarle su rico pene blanco y largo; duré como 20 minutos chupándole alternadamente testículos, axilas y pezones y de vez en cuando le pasaba los dedos por su culo lo cual hacía que se revolcara del placer.

Confieso que yo me esmeré ya que soñaba con aquel momento desde los días previos que lo conocí; luego él ñ me besó durante unos minutos y después me mamó el pene por unos minutos hasta que me dice “quiero comer tu hermoso culo” pero le dije “lo siento no traigo “preservativo le pregunté si él traía pero me dijo que tampoco así pues le dije luego será y ahí quedó todo.

Unos días después me llama mi amiga y me dice que su esposo cumplía años y que fuera ese fin de semana para allá, así que preparé mi maleta y lo primero que metí fue preservativos.

Llegué a casa y en la noche Noah ya me estaba buscando el lado y llegó la hora de dormir, repitiendo lo mismo de la vez pasada; llegó al cuarto más tarde y enseguida lo inicié a besar con una furia como que no habría mañana.

Todo fue un poco salvaje, le quité la ropa, le mame su pene y él a mi y en una le dije yo a él “aquí traigo “preservativos y te quiero romper ese maldito culo” y él acepto, así que me puse mi preservativo, me echo saliva en mis dedos y se la introduje de una manera suave para dilatarlo hasta que lo logré dilatar metiendo primero la puntita.

A Noah le dolía pero como quería disfrutar de aquel rico culo lo calenté de una manera fenomenal hasta que le metí completo mi pene de un solo empujón; al principio le dolió pero luego lo disfrutaba. Así duramos como 30 minutos dándole en todas las posiciones posibles.

Yo soy de los que se viene cuando quiere debido a que tengo un auto control sobre eso, y me dice él “ya llevas muchos rato y nada así que ahora quiero yo comerte el culo” y se puso su condón; ahora él fue quien me untó saliva y me penetró de una manera que me llevó al cielo y me dio guevo por unos 15 minutos y me dijo que ya que se vendría pero que me la quería dar en la boca así que lo sacó y me la dio en la boca.

Yo me la tragué con un becerro, luego yo me masturbé y me vine encima de su pecho quedando ambos completamente satisfechos. Esa noche nos duchamos junto y luego él se fue a su cuarto.

Seguimos aprovechando todo el verano estando juntos, pero esas son ya otra historia.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)