🔥 Un relato exclusivo de Relaróticos 🔥

Hola, mi nombre es Angel y este mi relato. Esto sucedió con mi primo un una tarde noche que mi mamá fue a visitar a mi tía y me quedé solo en casa así quee le mandé mensaje a mi primo para ver si nos echábamos unas chelas.

Él me dijo que iba a salir pero que iba a ver si le daba tiempo, así que me preguntó qué en dónde nos veíamos y le dije que si quería en la calle con los demás chamacos o bien en mi casa pues le dije que estaba solo ya que mi mamá se había ido a visitar a mi tía.

Tan pronto le dije eso y al momento me mandó mensaje y me dice «deja me baño rápido y subo para tu casa». Como a la media hora llegó y lo hice pasar dejando la puerta abierta.

Pasó lo normal, nos tomamos la primera cerveza, luego la segunda y me dijo que ya se estaba empedando, que se le estaban subiendo las cervezas, pues pero yo solo me reí.

Luego me dijo «cierra la puerta»; se me hizo raro pero me paré y la cerré; luego y para mi sorpresa me dice «ya se me paró» y se empezó a tocar su bulto sobre la ropa que llevaba. Me estaba calentando mucho el cabrón, pero con todo y miedo decidí irme acercando a donde él estaba sentado y con las piernas abiertas.

Frente a él olvidé mi miedo y que le empiezo agarrar ese tremendo paquete que, al tacto, se sentía que era grande y grueso además que se sentía caliente aún y sobre la tela. Él solo cerró los ojos y dejó que le hiciera lo que yo quisiera.

Entonces abre los ojos y me ve directamente y me dice «vamos a coger… ¿te avientas?» y yo de inmediato dije que sí, no era lo que esperaba pero tampoco lo dejaría pasar.

Nos pasamos al cuarto y nos empezamos a desnudar pudiendo ver su cuerpo, cero marcado, más bien regular pero con unos ricos vellos en el pecho que de solo verlo me encantó y me excitó.

Me acerqué con ganas de besarlo, pero él tomó mi cuello y me bajó a forma de quedar hincado frente a él y estando ahí le empiezo a dar una mamada que provocó que empezara a dar gemidos. Estuve un par de minutos así pero él estaba muy caliente y luego dice «ya te quiero coger».

Cero me cuidó, estaba muy caliente así que de un jalón, y estando yo en cuatro dándole mis nalgas a su disposición, me la metió causándome gran dolor.

Fui yo quien empezó a hacer movimiento con mi pelvis y así fui abriendo mi culo a que se adecuara a su verga. Luego me cambió la posición para sentarme sobre él y que le empiece a dar sentones.

Fue la forma en la que empezó a gemir más fuerte, sudaba, cerraba los ojos, me clavaba la verga, me tomaba con fuerza y luego pellizcaba mis pezones.

En eso estábamos cuando dice «ya me voy a venir» y me quitó de encima de él, saca su verga y fue cuando lanzó el primer chorro mismo que empiezo a mamar y me trago toda su leche.

Me dijo que estuvo fantástico, que le había encantado y que esperaba repetir. Luego se fue porque ya casi llegaba mi mamá. Se ha repetido un par de veces más, ya luego les contaré.


¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)