Un relato exclusivo de Relaróticos.com

Bueno contaré por primera vz algo que me sucedió hace muchísimo años. Me presento, soy Daniel de Argentina, del centro del país específicamente. Hace unos años, yo tenía aproximadamente 19 años, mi hermana mayor se casa y la verdad es que su esposo no me caía nada bien, pero era su felicidad.

Así pasaron los años, nacieron sobrinos, etc. y nada una flia completa en fin. Mi cuñado trabajaba en el gobierno y yo me recibí de asistente personal de adultos mayores y al momento de la celebración de mi graduación, un sábado verano, decidí con amig@s y colegas salir a festejar.

Antes que nada decido darme una fresca ducha y cambiarme de ropa más cómoda. Me meto a la ducha y escucho que abren la puerta y cuando quise gritar OCUPADO mi cuñado ya estaba adentro a punto de orinar.

Un escalofrío recorrió mi cuerpo cuando escucho que me dice que mi silueta se veía bien desde el otro lado de la mampara que era media esfumada; yo solo me reí y él salió del baño.

No quise seguir pensando mucho en eso así que al terminar mi ducha salí a cambiarme al dormitorio donde estaba mi ropa y ahí encontré a mi cuñado acostado en la cama de mis sobrino solo en bóxer porque mis padres se quedarían a dormir y usarían su cama.

Sin dar mucha importancia hice como pude para colocarme mi ropa interior por debajo del toallon mientras que de reojo lo observaba y un morbo se me cruzaba en mi imaginación pero alto, era mi cuñado.

Me coloco el Jean y escucho que me dice ME ENCANTA COMO TE QUEDA, TE DEJA UNA COLITA BIEN PARADA.

Yo quedé helado, sin palabras y solo pude responder con un gracias. Seguí en lo mío, me perfume, me coloqué la remera y cuando me dispongo a salir de la habitación se para de golpe y me dice suave al oído TE VOY A ESTAR ESPERANDO EN EL GARAGE NO TARDES.

Yo quedé en silencio y pude sentir su olor a macho, su aliento a alcohol se tornaba excitante y atrevido. Su propuesta me sonrojo y él me dio en suave beso en mi cuello que pude sentir con una sensación de adrenalina y excitación a mil por segundo.

Salí al auto de amigas que me esperaban y partimos. Mi cabeza no dejaba de pensar en lo sucedido, estaba confundido, estaba caliente, excitado y no podía sacar de mi mente su cuerpo marcado y sus palabras a mi oído.

Durante la noche baile, tomé, reí y me divertí mucho, la pasé genial y luego de un buen rato me despedí de todos y salí rumbo a mi departamento.

Cuando llegué estaba el auto de mi cuñado a 2 casas, me sentí nervioso pero excitado y entoncces escuché su voz que me dice «HEY CUÑADO TE VI EN EL BAR, YO TAMBIÉN SALI CON AMIGOS» traía una botella de tequila en la mano.

LO MÁS RECIENTE

Le pregunté qué hacía y me dijo que quería compartirla conmigo y bueno, pues lo invité a pasar. Entramos al living y allí comenzó aquello que aún guardo en mi memoria. Saque dos peniques para el tequila y puse un poco de rock, él se quitó la remera dado el calor y yo me puse una bermuda y remera más cómoda pues ya estaba en mi casa.

En un momento la charla se puso caliente y yo ya no daba más de la calentura, él tiene un lomo que se parte de bueno así que no dejaba de observar sus brazos; sus jeans gris le quedaba perfecto… comenzamos a mirarnos. Ya diferente no éramos cuñados éramos 2 tipos calientes a puntos de hacer lo prohibido.

Dentro del pantalón su verga estaba erecta a su derecha a todo su esplendor; él se levantó y la acomodó a gusto y placer luego se acercó y comenzó a decirme que le negara que lo deseaba. Yo tenía miedo que fuera una trampa o algo pero estaba al máximo y le planté un beso que fue la gloria.

Comenzamos a besarnos con una calentura que en dos segundos estábamos desnudos y no podía creer que lo que veía, tenía un cuerpo espectacular pero su verga era enorme y muy hermosa.

Entoncces la tomé sin piedad y noté que caían gotas de la excitación y es que llevábamos ya más de una hora. Él comenzó a jalarla suavemente y se centró en mi pecho que lamió de una manera espectacular, estuvo tanto tiempo en mis pechos que aún lo recuerdo y me excita… lamió, beso, mordió. Hizo de todo.

Nos fuimos a la habitación y allí me besó contra la pared todo el cuerpo, no dejo nada a la imaginación… su beso negro me hizo perder la razón; yo gemía y gritaba mientras sentía su lengua entrar y salir de mi culo como nunca antes había sentido.

Entonces me dispuse a mamarle la verga desde sus huevos hasta la cabeza y confieso que nunca había sentido mi garganta tan dislocada pero podía sentir como mis labios tocaban su pelvis una y otra vez sus gemidos eran de macho caliente, de hombre en celos.

Tenía miedo el tamaño de su pene pero me dispuse a disfrutar… mi culo estaba dilatado por su beso negro y dispuesto a su merced que comenzó a entrar tan suave por lo que podía sentir su cabeza abriendo camino entre esos hilos de venas de su pija que suavemente iba entrando. Entanto él no dejaba de besar mi pecho y mi movimiento hacia que esa pija siguiera entrando centímetro a centímetro.

En un momento sus brazos me abrazaron y sentí como aquel pedazo de carne había llegado a tope de entrar así que nos quedamos en silencio y sin movimientos y él una y otra vez preguntaba si me sentía bien.

Yo estaba en la gloria… él me giró en el aire y quedé con mis piernas sobre su cintura y comenzó un vaivén suave en el que podía yo gemir en cada movimiento. Él era tan suave que sólo mi culo se abría para que entrara más y más.

Así estuvimos más de 30 minutos cuando comencé a sentir su respiración agitada y en un brusco movimientos me llevó al borde de la cama y ahí, él de pie, podía ver su lujuria dibujada en la cara cuando comenzó a bombearme de una manera que sentía iba reventar de placer.

15 minutos me cogió sin piedad yo sin tocarme pude sentir cómo comencé a acabar fue un placer inexplicable… chorros y chorros de leche salían de mi verga… al contraerse mi culo él me pedía que siguiera apretándole la verga que iba a explotar.

Comenzó a destrozar más mi orto hasta que sentí su cabeza de la pija inflarse y sentí como me inundaba el culo de chorros y chorros de semen… sus gritos fueron tan ricos que cayó rendido arriba mío, me besó el cuello y suave me dijo al oído que sería nuestro secreto.

Han pasado más de diez años de aquella vz y aún me visita cundo logra safarse de mi hermana y yo de mi esposa.

¿Te gustó? ¡Califícalo!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Publicado en: Gay

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)