Era un dia como cualquier otro, cuando el grupo de mi clase decidió realizar un viaje a la playa para relajarnos así que acordamos que rentariamos una casa en dicho lugar.

Y asi lo hicimos, nos fuimos todos juntos aunque en total solo fueron como 10 mujeres y solo tres hombres. Uno de ellos era el más atractivo chico de mi grupo y además es mi mejor amigo del salón. Total todos nos marchamos hacia allá, tomamos dos diferentes autobuses y en los dos por suerte fui sentado junto a él.

Llegamos a la casa de playa y nos percatamos que era muy grande, tenía tres cuartos, cada uno con dos camas individuales, otro con una cam King size y el otro con dos camas matrimoniales. Yo eligí el de las camas individuales, pero pronto las chicas tomaron el mando y decidieron cambiarme hacia otro cuarto, para mi suerte me pusieron justamente en el cuarto de Pepe ( el chico guapo) y pues yo me alegré. Pero pronto se vio opacada por el regaño de una chica que me dijo que esa cama y ese chico estaban apartados y yo le dije que no había problemas ya que ambos somos heterosexuales y pues yo le di la cama sin poner objeción, ella solio rio.

LO MÁS RECIENTE

Paso toda la tarde, hasta la noche cuando todos habiamos ingerido gran cantidad de alcohol y mostrabamos conductas, digamos que muy extrovertidas. Fue entonces que llegó la hora de dormir y la chica que me había peleado la cama se recostó en la cama que ella me había asignado pero no sola sino con el otro chico que nos acompañaba y empezó el faje entre ellos. Así es que no me quedó más remedio que dormir con Pepe en el cuarto de la cama kingsize y que ya rápidamente se durmió, sus ronquidos claramente se escuchaban, yo sentía unas ancias locas por meterle el pito, pero no, mi heterosexualida fingida me lo impedía, además del miedo de ser vistos y del rechazo de parte de él (en caso de despertarse).

El morbo hacia que cada vez me costara más resistirme a acercarme a él para tocarlo y sentir su cuerpo, pues cada vez que volteaba a verlo sentía ganas de acercarme más y más, pero me daba miedo que él despertara y me amrmara una escena ahi. La tibieza de su cuerpo notablemente ejercitado me volvia loco. Pase el brazo por su cuello y quedamos abrazados inmediatamente, como dos engranes que van unidos, acerqué mi pene a su culo pero era inútil pues me daba miedo hacer más.

Yo, tentaba con mi pene su culo y lo quitaba, y asi durante unos minutos hasta que decidí olvidarme de esa locura y me dispuse a dormir. Rápidamente me dormí, pero empeze a soñar que yo le arrimaba mi pene, en mi sueños, y que acariciaba sus piernas (el estaba de cucharita con su culo hacia mi) y soñaba que lo abrazaba de su cintura y que buscaba desabotonar su pantalon…

Fue en ese momente que me despierto y me doy cuenta que todo eso no era un sueño que realmente estaba pasando, yo estaba tirandole piquetes a su culo (con pantalón puesto, claro) y que acariciaba sus piernas con fuerza de arriba a abajo, el siguió en esa posicion sin despertar, yo no podía creer que eso fuera realidad, pero pronto asumí lo que estaba haciendo y decidí continuar.

Intente desabotonar su pantalón pero me fue muy difícil ya que la pocision, ni la tela (mezclilla) favorecían, yo olía su espalda grande, dura y marcada, esa noche habia decidido dormir con una camisa de resaque negra, untada al cuerpo, y el pantalón untado, que hacía resaltar su paquetote y su formado culo.

Yo seguí tirandole piquetes a su culo mientras intentaba desabrochar el pantalón, pero me fue inútil . Asi es que decidí solo acariciarlo superficialmente y continuaba piqueteandolo, hasta que después de 15 minutos yo me vine dentro de mi boxer, pero pegado a su culo, con mi mano en su pene y el dormido como si nada pasara.

Entonces recapacité de lo que había echo. Y decidí dormir de nuevo pero esta vez lo tomé de la cintura y lo acerqué a mi para quedar en la pocision de cucharita y asi dormirme; esa mañana me levanté temprano y me di un baño, y él despertó como si nada hubiera pasado. Esa vez fue mi primera vez con un hombre, hoy en día continuamos siendo mejores amigos, yo tengo novia y él tambien, compartimos lo que hacemos en la intimidad con ellas… pero lo que él no sabe es que estuvo a punto de ser mio si no fuera por ese molesto pantalón.

TÚ TAMBIÉN PUEDES PUBLICAR TU RELATO

Escríbenos a redaccion@relaroticos.com  o da clic aquí y llena nuestro formulario. Puede ser anónimo o con tus propios datos para que más personas te contacten.

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)