Esto paso cuando tenía 17, mi mamá llevaba tiempo saliendo con un hombre el cual yo no había conocido jamás, solo lo veía en su auto del año estacionado frente a mi casa. Mi mamá es química farmacéutica y su «novio» también.

Un buen día decidieron que tras 2 años de noviazgo era momento de casarse, yo Adam, un chico, de cuerpo promedio, cabello negro, notorias nalgas y piel color blanco, acepté su decisión pus mamá se veía feliz y papá estaba ya en otra relación desde hacía un años antes.

El novio de mamá llegó a casa 6 meses antes de la boda y al fin le veo a menos de 20 metros, es alto, de grandes brazos, ojos verdes, cabello castaño, labios rosados, barba rasurada, sin bigote, blanco. Guapo.

Aquella primera vez él me saluda y se presenta, su nombre es Erick, tiene voz grave que hace que sea aún más sexy, mamá no tenía idea de que me gustaban los chicos, en cambio papá una vez me encontró besando a un vecino a los 15, así que él ya tenía una noción.

Pasaron las semanas y al mamá ver qué Erick y yo teníamos buena relación me dió una noticia que no me agradó del todo, Erick y ella inmediatamente tras la boda iniciarían la mudanza a una casa que estaban adquiriendo en un vecindario más elegante que en el que actualmente nos encontramos. Erick tenía un hijo de 25 años que aún vivía con él, ya que básicamente trabajaban juntos, así que la casa era de 3 habitaciones, pasaron unos días y mamá me llevo a echar un vistazo a la casa.

Erick ya estaba ahí y me mostraron el que sería mi cuarto, era el mejor de la casa, no el más grande pero tenía vista al jardín trasero por una gran ventana de cristal que junto a ella tenía unas puertas corredizas del mismo material que daban a un pequeño balcón.

El cuarto era amplio y muy iluminado, con un gran armario, el de la pareja por el otro lado estaba alejado de los cuartos secundarios y su vista daba a el patio de enfrente y tenía una ventana y puerta similares a las de mi habitación, pero su balcón era mucho más amplio.

Yo comencé a pasear por la casa, la cocina era hermosa, el jardín también, con grandes árboles y una piscina que aunque no era la más grande era bastante hermosa, hasta que llegué al que sería el cuarto del hijo de Erick, que era una habitación con vista a él mismo jardín que la mía, sin balcón y con un clóset más grande.

Las semanas pasaron, y la boda de mamá y Erick llegó, fue hermosa, flores, una playa, arena blanca, y un atardecer delicioso, pero aún más delicioso fue conocer al hijo de Erick, Mike.

Era un chico más que lindo, tenía un cabello castaño claro, con una hermosa sonrisa blanca, labios deliciosos como los de su padre, grandes brazos, musculosos, piensas gruesas, se veía que tenía un paquete amplio, sus ojos eran de color verde. Era un manjar. Pero iba con su novia, y eso no me dejaba degustarlo a gusto.

Esa noche la pasé con un amigo que invite a la boda, comimos, reímos, cogí con mi amigo, el co-capitán de mi equipo de fútbol al terminar la noche, fue una velada bastante agradable, también con la familia.

Eran vacaciones de verano, habían pasado unas semanas desde la boda y desde que estábamos en la nueva casa. Una noche salí de mi habitación hacia la cocina por algo de comer, cuando al final del pasillo escucho unos gemidos, pero mamá aún no llegaba a casa, de echo mamá llegaría a casa al otro día por la mañana porque estaba trabajando en el lanzamiento de un nuevo producto y ella me había avisado.

Los gemidos eran fuertes y la puerta al final de pasillo estaba entre abierta, la curiosidad me gana y con los pies descalzos y nada más que un pants me acerque a ella, los gemidos eran de hombre, era Erick. «Está engañando a mamá» fue lo primero que se me ocurrió, pero espere unos minutos y no escuchaba gemidos de mujer, así que imaginé que debía estar usando pornografía.

En eso me gana la curiosidad y decido tratar de apreciar la verga de ese hombre, la idea me calentaba, la verga se me erectaba, y el corazón cada vez más rápido latía, era emocionante. Tomé valor y entré a la habitación donde encontré a Erick con sus bóxers ajustados a medias nalgas y con una mano en su verga y la otra en su laptop.

Apenas él me vió se detuvo por unos segundos, pero de inmediato continuó jugando con su rabo, lo movía ahora lentamente de arriba ha abajo, era una verga grande, de unos 19 cms, era gorda, no mucho pero se veía exquisita, venosa, y con forma de bala.

Erick – ¿Que pasa Adam?
Yo – Nada, solo quería pasar a ver…

Erick hizo un gesto con su rostro cuando volteo a verme directo a los ojos…

Erick – ¿Que querías ver? Me dijo coqueto. «Esto»Le respondí acercándome a su cama y tomando su verga entre mis manos… Erick me vió con cara de morbo y me puso la mano que tenía en su verga en el rostro colocando su pulgar en mis labios. Lamí su pulgar y él se lamió los labios levemente…

Erick – ¿Seguro que quieres hacer esto niño?
Yo – ¿Quién te dijo que soy un niño?

Erick sonrió y yo comencé a subir a su cama, Erick tomó su laptop y la puso en la mesa de noche junto a él mientras yo me colocaba encima de sus piernas, Erick agarra mi pans y lo baja hasta mis muslos, yo yo me lo quite por completo dejando a la vista solamente unos bóxer azules ajustados como los de él.

Erick con sus manos me toma de los hombros y comienza a recorrer mi cuerpo, me come con la mirada y yo a él… No pierdo de vista su hermoso rostro de macho.

Erick – Ya tenía sospechas…
Yo – Nos hubiéramos ahorrado tiempo…
Erick – ¿Tu mamá no se molestará?
Yo – Nadie va a decirle, ¿Tú no te incomodaras?
Erick – Será mi primera vez con un hombre, jamás he engañado a tu mamá, pero con ese culo (me apretó una nalga), y como todo es entre familia….
Yo – Me vas a violar Erick… — Dije coqueto. Él me miró a los ojos y me tomó del cuello
Erick – Desde que te ví aquella noche en la ventana de tu habitación, pensé que eras un muchacho guapo, pero jamás pensé que fuéramos a terminar así
Yo – ¿Porque no?
Erick – Porque jamás un niño me llamó la atención como tú lo haces, cuando bajas a desayunar, cuando vas en el auto, cuando te veo nadar, no estaba seguro pero… Ahora sé lo que te quiero hacer.

Con sus grandes manos tomó mis bóxers y los bajó a media nalga y comenzó a jugar con mis nalgas entre sus dedos, por mi parte tome sus pectorales y recorría con mis dedos sus pezones, él me ve a los ojos y destruye mis boxers de un costado, lo veo sorprendido y él me sonríe, hace lo mismo con el otro lado, y los saca por en medio de mis piernas colocando uno de sus grandes dedos en mi culo y deslizando suavemente la tela creando un cosquilleo delicioso en mi periné, él sonríe y ahora me tiene desnudo para él.

Nuestras pieles se tocan y siento como está caliente, como su marcado abdomen comienza a agitarse, su piel es suave y deslizar mis dedos en su piel se siente rico, se acaba de bañar y está seco, entonces él desliza su mano lentamente hasta su verga, y comienza a jugar con ella hasta que se le pone erecta.

Ya parada me muevo suave hasta quedar con la boca en sus huevos y comienzo a chuparlos, su sabor era a jabón y a macho, tenía una sensación deliciosa al sentir las arrugas de su escroto en mi boca, sentía delicioso los pequeños vellos rasurados tocar mis labios, subí, y le di un pequeño beso lleno de saliva a su verga en el glande.

Baje por el frenillo y comencé a puntearlo con la lengua, él soltaba gemidos y colocó delicadamente su mano en mi cabeza. Jugué con esa verga que estaba dura y caliente, hasta que lo hice rogar

Erick – Comienza Adam..!

Tomó la verga con mis manos, salivó mis labios y mi boca y la introduzco ahí, sentía las venas y un sabor a sudor, su pito me embriagaba, delicioso.

LO MÁS RECIENTE

Succionó, y dejó correr la saliva, en su glande deslizó la lengua pausadamente para estimularlo más, lo veo a los ojos y él me ve con cara de morbo y excitación, me encanta, con mis manos juego con sus testículos y eso le fascina, uso una de ellas para mover uno de sus pezones y ahora la excitación es triple, el macho estaba que no podía más con su cuerpo, sentía sus piernas de pronto ponerse tensas y su pelvis contraerse donde detenía su eyaculación, llevaba ya 30 minutos dándole una mamada a Erick, y este literalmente retorciéndose de placer cuando de pronto me dice.

Erick – móntate ya, me quiero correr…

Me incorporo y coloco la verga de Erick justo entre mis nalgas y juego con él, masturbándole un poco, estoy a centímetros de meterme al culo su pito, siento las manos de Erick tomar con mucha fuerza mis caderas y en eso…

Los pasos de alguien se acercan a la habitación, veo a Erick en señal de alerta y él me ve a mi, me quita de encima, rápidamente y se coloca bien sus boxers. «¡Papá!».

Es Mike que viene directamente al cuarto de su papá, me metí al baño y Erick apenas me lanza mi pans cuando se abre la puerta…

Mike – Papá, quería decirle que me llamo Marina (mi mamá) que va llegar mañana porque ahorita tomara un vuelo de la compañía a la capital y dijo que te había llamado pero que no respondiste la vídeo llamada.
Erick – Ah! si, es que estaba en la ducha…
Mike – Ah!, (Silencio) bueno yo vengo llegando de los laboratorios, me voy a dormir estoy muerto…
Erick – Gracias hijo. Buena noche.

Cuando escucho que cierra la puerta de su cuarto salgo del baño y Erick está muy nervioso…

Erick – Casi nos ve. Esto no puede volver a pasar Adam, lo mejor será que lo dejemos así…
Yo – No! Ya comenzamos algo, y lo tenemos que terminar Erick
Erick – No, es muy peligroso….
Yo – No, yo te la mame y ya, ¿crees que con eso me voy a quedar conforme?… No!
Erick – Está bien, después cuando estemos completamente solos ya algo pasara pero mientras tanto vete a tu habitación.

Salí de ahí con solo el pans a medias nalgas y molesto, sabía perfectamente que no me quedaría a solas con él ya que cuando no está mamá es Mike en la casa, siempre hay 3, nunca 2.

Eso me mataba, pensé en que él me llevará a un hotel, en que fuéramos de «campamento», en que nos fuéramos al jardín en la madrugada, pero Erick no quería ninguna de las opciones, le enviaba mensajes de texto y él solo me respondía– No! — Seguido de la razón por la que no quería llevar a cabo tal idea.

Llevaba ya 3 días rogándole que me metiera esa gran verga que tenía entre las piernas pero no sé daba. El fin de semana siguiente mamá y Erick se fueron juntos a unas exposiciónes en el estado vecino, quedaría solo, eso me gustaba, ya tenía algunas ideas de a quienes iba a invitar a la casa, tenía a uno de los co-capitanes de fútbol de mi equipo, un chico de Atletismo, al nuevo entrenador de Natación juevenil de mi piscina, de 24 años, era alto, cabello negro, cejas tupidas y penetrante mirada tiene talento para mover las caderas, aúnque hasta ese día solo bajo el agua y con traje de baño ya que la piscina estaba repleta de sus alumnos.

Uno de ellos también era opción, 20 años musculoso, ojos negros, cabello negro, brazos enormes pelvis marcada y tremendo paquetito que me había pegado al culo en las duchas.

Al final de me decido por el profesor de natación quien llega a las 11 am y comenzamos a ver películas, él ya sabía a lo que iba, de pronto me planta un beso, le meto la mano bajo de playera, comienzo a tocar su abdomen, muy marcado, sus grandes pectorales, acarició sus pezones, su hermosa sonrisa deja ver unos colmillos coquetos y unos labios rosados hermosos, más que los de Erick y su cabello un poco ondulado, me enamoran.

Estamos besándonos y sus besos tenían un sabor delicioso, ya tenía ganas de coger, pero en medio de la película y de los besos le llama su novia. Está en el hospital porque se rompio un brazo escalando, él se tiene que ir, veo el desagrado en su cara y no es más grande que el mío, realmente teníamos ganas de coger ese día.

Me quedo en la sala, viendo la película y a los minutos escuchó que alguien baja de los escalones, volteó atrás de mí y es Mike. No tenía idea de que Mike estaba en la casa, como siempre está fuera supose que no estaría ese día en casa, no a esa hora.

Mike – ¿ya se fue?
Yo – Si

Mike fue a la cocina y volvió con un vaso en la mano y se sentó en el sofá que estaba junto al mío. Pasaron unos minutos.

Mike – ¿Es tu novio?
Yo – No.
Mike – Los amigos no se besan así
Yo – ¿Nos viste?
Mike – Desde el piso de arriba
Yo – Es… (Hice un gesto de nada)
Mike – ¿Como fue que hizo?

Mike se levantó de su sofá y se acercó al mío rápidamente tomando con sus manos mi barbilla y me dió un beso, movía la lengua de una manera deliciosa, era salvaje, pero suave, hacía pausas y de pronto arrebataba.

Yo – Se supone que tienes novia (dije asustado)
Mike – Se supone que eres Hetero
Yo – (molesto) ¿tu que eres?
Mike – Eso no te incumbe… Ví tus bóxers rotos en la cama de papá el otro día, te he visto el culito desde el día de la boda, está mejor que el de mis niñas (sus novias), y hoy será mío maricón.

Me tomó por las caderas y me puso contra el respaldo del sillón, me estaba llenando de moretes con sus manos, al principio puse un poco de resistencia, pero las ganas de coger fueron más cuando ví que quien me estaba queriendo coger era el bombón de Mike, y que la casa estaba sola.

Rodee con mis manos su cuello y él comenzó a desabotonar su camisa y sus pantalones, él ya estaba en boxers, unos ajustados color negro, sobre mi con ese tremendo paqueton entre sus piernas, me quitó de una la playera y el short que en ese momento llevaba puestos y me dejó desnudo, ya que no estaba usando ropa interior debido a lo que pretendía con el profesor de natación.

Sus ricas caricias pasan a mi cuello y me muerde la oreja, los vellos delgados de su barbilla rosan mis mejillas pero esa es una sensación que disfruto, su olor a perfume es gloria y su cuerpo marcado y blanco con un par de lunares en el pecho me toman por completo.

Después de estarme tocando un buen rato me toma de las caderas y me coloca bruscamente de perrito en uno de los apoya brazos, empuja mi cintura y me acomoda, volteo atrás y veo como saca un gran verga de entre sus boxers, 20 Cms, blanca, con unos huevos del color de la nieve, cabezón, muy gordo, con unas venas verdes que apenas se notan, se lo escupe y con uno de sus dedos unta de saliva mi culo, en eso siento como puntea mi culo y tras unos segundos va hacia adentro, no era virgen así que no fue complicado aún que su verga fuera de semejantes dimensiones.

Él comenzó con el va y ven, rápido, no se acopló, solo me cogió, así que comencé a hacer mis movientos de culo…

Mike – mmm, aún aprietas marico.

Sonreí y él consevaba su seriedad, tras unos minutos de rápidas penetradas, él saca su verga por completo y la mete de nuevo bruscamente, me duele pero no me lastimaba, comienza con un ritmo demasiado acelerado, sus embestidas son veloces, fuertes, directas, causan sensaciones deliciosas en mi culo y cuerpo, hasta que comienza a agitarse, saca su verga de mi culo y con una sola mano y fuerza brusca me tira sobra el sillón boca arriba, tiene una de sus manos en su verga, con la otra toma mis mejillas y con un dedo me hace abrir la boca, coloca la punta de su verga en mis labios y comienza a masturbarse, unos segundos, unos gemidos

– Haaaaa ssssssssi si haaaaah

Y chorros líquidos de semen comienzan a caer en mi lengua, él me da unos golpes con su glande en los labios y más lefa suelta de su pito, es mucha, mucha leche de macho, se me llena la boca y comienza a correr por las comisuras

Mike – Adam, (me miró fijamente) traga!

Yo tenía asco y prefería no hacerlo. Pero Mike de forma muy seria y con autoritarismo me repitió «Tragatelos puto» y me tragué los mecos de Mike y mientras tragaba él se baja del sillón, toma su ropa en manos para pararse frente a mi. Lo veo con cara de lujuria y él me ve como si nada hubiera pasado.

Mike – Tres cosas si quieres que esto se repita: Uno, Cuando yo quiera ese culo será mío; dos, No quiero que te vueltas a meter con alguien que no sea yo — Sonreí irónicamente — Tres. No quiero que vayas a follar con papá, ¿o quieres que nos separamos ahora que somos hermanos?

Lo ví a los ojos y me levanté para colocarme frente a él.

Yo – Mike, Tus tres reglas las puedo complir, sí… Uno, dejas a tu novia y Dos, coges solo conmigo.

Él me vió y sonrió. Era un hombre rudo, como un villano de película, esos que tienen a su perra y la manejan a su gusto como cualquier cosa. Era guapo, sexy, vergón. Tenía cómo, pero yo tenía algo que todos en algún momento querían y si él quería que fuera solo de él, tenía que él ser solo mío. Era un bombón y no lo deseaba compartir, que fuera mi hermanastro era lo de menos.

Me toma de la cadera y me arrincona contra una de las puertas corredizas de cristal de la sala, yo estaba totalmente desnudo y él en boxers, me mete uno de sus dedos al culo y sonríe más grande, con una de mis manos tomó su verga semi erecta y la aprieto entre mis manos, él sonriendo con su hermosa sonrisa blanca, voltea al techo y me dice con la voz más sexy… – Adam… (Frunce el ceño)Me saca el dedo del culo, toma su ropa del suelo y sube las escaleras.

Todo eso había sido muy intenso y cogerme a Mike no era algo que me provocara culpa.

Las semanas pasaron, 2 para ser exactos, y un día en la cena, estábamos los 4. Cuando Mike dice

Mike – Tengo algo que contarles
Erick – ¿Que pasa? (Toma un trago a su juego de naranja)
Mike – Terminé con Vero
Mamá – ¿Cómo? ¿Porqué? — Mike no respondió y mamá al haber ya terminado de comer se levantó y camino a la cocina.
Erick – ¿Por qué?
Mike – (sonrió viendo a su plato de comida) Recibí propuestas más interesantes papá.
Erick – Sonrió orgulloso de su hijo «macho y mujeriego» y se fue tras mamá.

Quedamos solo él y yo en la mesa. Yo sabía lo que significaba, pero sinceramente no lo podía creer, Mike ese Adonis hermoso, delicioso, estaba prefiriendo mi culo que todos los que podía conseguir en otro lugar siendo los hermoso que él sabe que es.

Yo quería su verga y no iba a dejar que se me escapara.Mike se levantó de la mesa y paso tras de mí silla rumbo a las escaleras, se detuvo y colocó sus manos en mis hombros y dió dos golpes suaves en ellos y continuó su camino, yo solo sonreí triunfante.

Eran las 3 de la mañana y mi celular vibra en mi mesa de noche me despierto y es Erick.»Estoy en el jardín, baja rápido»

Camino lentamente por el pasillo hacia las escaleras pero no las baje ya que me metí a la habitación de Mike, está dormido sin camisa con sábanas grises hasta su abdomen, uno de sus grandes brazos bajo de la cabeza y una de sus piernas levantadas, subo despacio a su cama y me coloco sentado en su abdomen, eso lo despierta, me ve con la luz de la luna, sonríe y comienza a sacar su verga de sus bóxers bajo la sábana.

Yo – (susurro) No. No quiero eso.
Mike – (sonríe)Me inclinó y comienzo a besarlo, me toma de la nuca y su lengua es traviesa, el besa romántico, ocasionalmente hace algún moviendo intrépido con sus labios, ya hacía semanas que él había terminado con su novia y yo podía asegurar que él no había estado con nadie más.

En ninguna de nuestras muchas cogidas hasta ese día nos habíamos besado, esa noche lo hicimos, él me trata con firmeza pero delicado, no era bruzco como al coger, cada que mamá y Erick están fuera de la casa cogemos, en la cocina, en la piscina, en la sala, en el jardín, en su cuarto, en el mío, en el baño, en hoteles, parques etc.

Mike me encanta, es mayor, tiene experiencia, es dominante, es despreocupado pero atentó, es rudo, es un macho y hemos echo cosas que de estar con otro no las hubiera gozado tanto.Nadie sabe de lo nuestro y eso es lo más delicioso, estamos en una aventura.

TÚ TAMBIÉN PUEDES PUBLICAR TU RELATO

Escríbenos a redaccion@relaroticos.com  o da clic aquí y llena nuestro formulario. Puede ser anónimo o con tus propios datos para que más personas te contacten.

¡Comenta! (No es necesario registrarse, solo escribe el comentario y da ENVIAR)